FANDOM


EmblemaReinoTierra


Teo era un muchacho parapléjico de trece años de edad, del Reino Tierra que vivió en el Templo Aire del Norte con su padre, el Mecanicista.

Historia Editar

El pueblo de Teo fue destruido por una inundación cuando todavía era un niño. El desastre natural costó la vida a su madre y lo dejó parapléjico (paralizado de la cintura para abajo). Bajo la dirección de su padre, los aldeanos supervivientes se dispusieron a buscar un nuevo hogar y tropezaron con el abandonado Templo Aire del Norte, cerca de noventa años después del genocidio de los Nómadas Aire. El mecanicista creó un planeador especial para su hijo, un concepto basado en los planeadores de los Nómadas Aire que había encontrado en el templo. Debido a esto, Teo, atado a su silla de ruedas, se le concedió una nueva vida en el cielo, donde sus acrobacias aéreas eran la envidia de todos los otros niños.

Teo mientras planea

Teo en su planeador.

Después de escuchar una historia sobre los "caminantes de aire", Aang, Katara y Sokka viajaron al Templo Aire del Norte con la esperanza de encontrar Nómadas Aire que hubieran sobrevivido a la masacre. Para su consternación, Aang se dio cuenta de que los caminantes de aire solo se deslizaban en lugar de hacer Aire Control, comentando que no tenían espíritu. La afirmación fue desmentida inmediatamente por Teo, que voló cerca de ellos, riendo en voz alta, en silencio desafiando a Aang a volar con él. Bajo los ánimos de muchos espectadores, los dos muchachos participaron en un concurso de acrobacia aérea, haciendo gala de su habilidad con bucles y giros. Para contrarrestar movimiento de Aang de patineta de aire a lo largo de un lado de la pared del templo, Teo utilizó un cilindro atado a la parte trasera de su silla de ruedas para crear una imagen en el cielo, que representa a un Aang agrio de aspecto, poniendo fin a su concurso. Aunque disgustado al principio, Aang finalmente comentó que a pesar de que Teo no era un Maestro Aire, sin duda tenía el espíritu de uno.

Teo orgulloso les mostró a los tres amigos todo el templo para mostrarles las muchas alteraciones que su padre había realizado en el antiguo asentamiento. Después de Aang mostrara abiertamente su desaprobación sobre las muchas "mejoras", Teo llevó a Aang y Katara a una parte del templo que no había sido modificada, el pasillo que conduce hasta el Santuario del Templo Aire del Norte. En el camino, él señaló al joven Maestro Aire que a pesar de que el templo podría ser diferente, las criaturas que vivían allí, como los cangrejos ermitaños, probablemente eran descendientes directos de los que vivían allí durante el tiempo de los Nómadas Aire, haciendo que a Aang se diera cuenta más tarde de que a pesar de que Teo y los otros refugiados del Reino Tierra no hubieran nacido allí, habían encontraron esta cáscara vacía y la hicieron su casa, haciendo una comparación con los cangrejos ermitaños nativos. Aang finalmente abrió la puerta con Aire Control para que todos pudieran tener una mirada del interior. Sin embargo, en lugar de encontrar reliquias secretas de los Nómadas Aire, encontraron el almacén secreto del Mecanicista donde fabricaba armas para la Nación del Fuego.

Resentido hacia la idea de que su padre ayudara a la Nación del Fuego con sus inventos, Teo y Aang se enfrentaron a él, lo que le obligó a romper su acuerdo con el Ministro de Guerra Qin. Como represalia, la Nación del Fuego lanzó un ataque contra el templo. Con el fin de defender a su nuevo hogar, Teo, junto con Aang, condujeron a los refugiados en un contraataque con los planeadores, dejando caer una gran variedad de bombas sobre los soldados.

Teo se despide de su padre

Teo despidiéndose de su padre al finalizar la invasión.

Meses más tarde, Teo fue parte del "equipo de amigos y aliados", que Sokka había convocado a participar en el plan de invasión modificado. Antes del inicio de la invasión de la Nación del Fuego, Teo le ofreció a un nuevo planeador, que él había hecho con su padre. Durante la invasión, Teo puso a prueba uno de los tanques propulsados por Tierra Control a la batalla. Después de la destrucción de los submarinos, los guerreros se dieron cuenta de que la invasión había fracasado y decidieron rendirse. Los adultos se quedaron atrás mientras que los más jóvenes, es decir, Aang, Katara, Sokka, Toph, Teo, El Duque y Haru escaparon en Appa. Debido a esto, Teo y su padre tuvieron que separarse. Abrazó a su padre, diciéndole que estaba muy orgulloso de él. Los jóvenes viajaron al Templo Aire del Oeste para refugiarse hasta decidir su próximo movimiento.

Asombrado por lo diferente que el Templo Aire del Oeste era de su homólogo del norte, Teo rápidamente se hizo amigo de El Duque y Haru, con quienes exploró a fondo el templo en busca de habitaciones secretas, desafiando a "Duque" a una carrera. Durante una de estas expediciones exploradoras, Teo descubrió el Salón de las Estatuas y se hirió a sí mismo debido al mal funcionamiento de los frenos que más adelante pudo arreglar.

Teo se quedó con el grupo hasta que la Princesa Azula atacó el Templo Aire del Oeste. Durante el asalto, Toph y Haru crearon un túnel de tierra a través del cual el grupo fue capaz de escapar. Debido a la reticencia de Appa para entrar en el túnel, Teo, Haru, El Duque, Hakoda y Chit Sang se separaron del Equipo Avatar. Mientras el otro grupo escapaba en Appa para hacerle frente a Azula y su flota de aeronaves, Teo y los demás escaparon por la parte de atrás, donde una aeronave robada estaba a su disposición para una escapada segura.

En la coronación de Zuko como nuevo Señor del Fuego, Teo estaba presente y se reunió con su padre, aplaudiendo y vitoreando mientras Zuko declaraba que la Guerra de los Cien Años había por fin terminado.

Personalidad Editar

Teo era amable y enérgico, no había nada que amara más que la libertad de volar en su planeador. También disfrutaba fanfarronear en ocasiones, e incluso trató de superar a Aang en una competencia de vuelo cuando se conocieron, creando una imagen de humo en el cielo de Aang con el ceño fruncido. Era respetuoso con los demás y honesto, y no dejó que su discapacidad lo retrasara. Teo respetaba a su padre y comprendía por qué actuó como lo hizo, a pesar de que estaba muy decepcionado y enojado cuando se enteró de que el Mecánico había sido el responsable de la fabricación de muchas de las armas de la Nación del Fuego.

Habilidades Editar

Habilidades de vuelo Editar

Teo en su planeador

Teo volando en su planeador.

Aunque Teo no ha mostrado habilidades de combate físico, demostró ser un muy buen piloto de planeador, capaz de mantenerse al día con Aang en velocidad al realizar varias vueltas. Era capaz de hacer un tirabuzón en el aire durante el vuelo también. Las habilidades de Teo se han desarrollado lo suficiente que incluso demostró la capacidad de formar de imágenes en el aire. A pesar de su parálisis, Teo podía operar su planeador a velocidades relativamente altas.

Otras habilidades Editar

Teo ha mostrado algún tipo de habilidades de combate con su planeador, siendo capaz de lanzar bombas con extrema precisión durante el vuelo. Además de su planeador, Teo ha demostrado la capacidad para operar maquinaria, como cuando conducía un tanque propulsionado por Tierra Control antes del eclipse.

Familiares Editar

Mecanicista
   
   
Desconocido
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
Teo
   
   
   
   

Apariciones Editar

Avatar: La Leyenda de Aang Editar

Libro Uno: Agua (水) Editar

Libro Tres: Fuego (火) Editar

Cómics Avatar Editar

  • "No se admiten Maestros"

Curiosidades Editar

  • Junto con Toph y Ming-Hua es uno de los tres personajes en ambas series en tener una discapacidad, pero él la tuvo mediante un accidente, y no de nacimiento a diferencia de Toph y Ming-Hua.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.