Fandom

Avatar Wiki

Redadas a la Tribu Agua del Sur

1.699páginas en
el wiki}}
Crear una página
Discusión0 Compartir

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Las Redadas a la Tribu Agua del Sur fueron una serie de incursiones realizadas por la Nación del Fuego para destruir la Tribu Agua del Sur. Tenían el objetivo estratégico a largo plazo de eliminar todos los Maestros Agua en la Tribu Agua del Sur, así como destruyendo su población, como parte de la Guerra de los Cien Años. Las redadas que parecía ser una victoria para la Nación del Fuego con la muerte de Kya que se pensaba que era la última maestra. Sin embargo, la realidad era diferente, ya que Kya había mentido con el fin de proteger la supervivencia de la última Maestra Agua verdadera, Katara.

Historia Editar

Hace muchos años, un número de personas que residían en la Tribu Agua del Norte la dejaron para fundar la Tribu Agua del Sur, que poco a poco creció y prosperó. Antes de la Guerra de los Cien Años, la Tribu Agua del Sur había logrado tener una población significativa. La tribu se basó en una gran ciudad, que tenía paredes gruesas de hielo, con aldeas más pequeñas a los alrededores.

En el 0 DG, el Señor del Fuego Sozin lanzó una guerra contra las otras naciones. La Nación del Fuego planeaba conquistar el mundo entero en la guerra. Inevitablemente, esto significaba un ataque a la Tribu Agua del Sur. Sin embargo, como el Polo Sur fue de menor importancia estratégica para la Nación del Fuego, con recursos limitados y sólo una pequeña población, el Señor del Fuego Azulon, el sucesor de Sozin, llegó a la conclusión que eliminar a los Maestros Agua sería la mejor estrategia, ya que esto impediría una mayor participación en la Guerra de los Cien Años, reduciendo la resistencia contra la Nación del Fuego en el Reino Tierra.

La Nación del Fuego no tenía la intención de derrotar a la Tribu Agua del Sur en una gran batalla, ya que no era necesario gastar recursos que podrían ser utilizados en otras partes. Sus objetivos podrían alcanzarse con mayor eficacia y con menos pérdida de vida a través de una serie de incursiones breves que impidieran un contraataque coordinado. Con este fin, la Nación del Fuego envió una serie de fuerzas navales al sur.

Redadas Editar

Primeros ataques Editar

Maestros agua congelando al naufragio.png

Los Maestros Agua de la Tribu Agua del Sur neutralizando un barco de la Nación del Fuego.

Las primeras incursiones comenzaron en el 40 DG. Los ataques ocurrieron por primera vez en un día ordinario en la Tribu Agua del Sur, cuando un ataque de la Nación del Fuego, no fue sido anticipado por la población local. La gente estaba atendiendo a sus actividades normales cuando una gran fuerza de barcos de guerra de la Nación del Fuego aparecieron en las costas del Polo Sur. Estas naves bombardean las muchas aldeas esparcidas por todo el Polo Sur, obligando a sus habitantes a prepararse improvisadamente para defender su tribu.

Los Maestros Agua se enfrentaron valientemente contra los Maestros Fuego y tuvieron éxito en hundir o atrapar a varios de sus barcos de guerra. Por desgracia, eran superados en número y armamento, ya que los Maestros Fuego fácilmente abrumaron y utilizaron redes para atrapar y arrestar a los Maestros Agua.

Finalmente, un grupo de trabajo especial, los Invasores del Sur, fueron creados por la Nación del Fuego con el único propósito de cazar y matar a los Maestros Agua de la Tribu Agua del Sur. En consecuencia, la marina de la Nación del Fuego no participó en los ataques y dejó que los Invasores se ocuparan de la tarea que tuvo un éxito rotundo.

Nación del Fuego rodeando a Hama.png

Hama rodeada por la Marina de Maestros Fuego.

En última instancia, todos los Maestros Agua conocidos fueron capturados por la Nación del Fuego, y la Tribu Agua del Sur quedó en ruinas en un periodo de 54 años. Con los Maestros Agua muertos, los No Maestros se vieron obligados a valerse por sí mismos y sin medios suficientes de defensa, ya que apenas controlaban sus propias aguas, que eran patrulladas por los Invasores de la Nación del Fuego.

Todos los Maestros Agua fueron condenados a cadena perpetua en cárceles de máxima seguridad, donde se les negó agua, excepto para beber. Con la notable excepción de Hama, que logró liberarse de su prisión mediante el uso de una nueva técnica llamada Sangre Control, se cree que todos los Maestros Agua finalmente murieron en la cárcel. Hama entonces dedicó el resto de su vida a vengarse de la nación que destruyó su tribu a través de su uso continuado de Sangre Control durante la luna llena.

Ataque final Editar

Preludio Editar

Ocho años antes de este ataque final, la última Maestro Agua del sur, Katara, nació del Jefe Tribal Hakoda, y su esposa Kya. La Maestro Agua, Katara era una fuente de esperanza para la tribu debilitada a pesar de su falta de experiencia con la técnica, y su familia trató de encontrar un maestro para ella, pero sus esfuerzos fracasaron.

En el año en que ocurrió el ataque, los Invasores del Sur, una unidad encargada de asaltar la Tribu Agua del Sur, recibió la orden de atacar a la tribu de nuevo. Su líder, Yon Rha, había sido informado por "fuentes" que una Maestro Agua seguía viviendo en la Tribu Agua del Sur. Para asegurarse de que esta Maestro Agua no pudiera intervenir en la guerra, lanzó el ataque con el único fin de matar a la Maestro Agua.

Ataque Editar

Ataque.png

Invasores del Sur llegando a la Tribu Agua del Sur.

El ataque se produjo en el 94 DG, la gente vio la nieve mezclada con principios de hollín cayendo del cielo, el signo ahora bien conocido de un ataque de la Nación del Fuego. Los barcos de los Invasores del Sur desembarcaron en las costas y los residentes se prepararon para la batalla. Mientras Sokka se unió a la lucha junto a su padre, Katara corrió para buscar a su madre.

A su llegada, los Invasores del Sur les superaban en número a los guerreros, que fueron dirigidos por Hakoda. A pesar de su desventaja, los guerreros lograron derrotar a muchos de los invasores con poco esfuerzo, pero esto fue sólo una distracción para que Yon Rha pudiera infiltrarse en el pueblo para dar caza a la Maestro Agua.

Katara la encontró en el iglú de su familia para descubrir que su madre, Kya, estaba siendo interrogada por Yon Rha. Él le estaba preguntando por la identidad de la Maestro Agua. Kya insistió en que Yon Rha dejara ir a Katara con la condición de revelarle la identidad del Maestro Agua. Katara se mostró asustada ya que temía por la seguridad de su madre, pero huyó cuando Kya le aseguró que todo iba a estar bien.

Katara, Yon Rha y Kya.png

Katara viendo a su madre siendo interrogada por Yon Rha.

Cuando Katara se fue, Yon Rha una vez más exigió saber quién era el Maestro Agua. Kya indicó que no había Maestros Agua, ya que habían sido capturados hacía mucho tiempo. Yon Rha la contradijo, diciendo que él era plenamente consciente de que había un Maestro Agua en la tribu, y que no se iría hasta que la encontrara.Afortunadamente, Yon Rha no supo que Katara era la Maestro Agua, y Kya se entregó como la última Maestro Agua con el fin de proteger a su hija. Ella aceptó ser prisionera, pero Yon Rha no tomaría ningún prisionero esta vez, así que mató a Kya y luego huyó de vuelta a su unidad.

Katara corrió hacia su padre en busca de ayuda, y ella y Hakoda se apresuraron a regresar al iglú para salvar a Kya. En el momento en que ella llegó, ella estaba muerta y Yon Rha se había ido. Los Invasores del Sur después huyeron del pueblo, confiados en que habían alcanzado la victoria.

Consecuencias y significado Editar

Tribu Agua del Sur después de ser atacada.png

Frente a cerca de la extinción, la Tribu Agua del Sur se redujo a un pequeño pueblo de ni siquiera veinte almas

Los ataques, particularmente los ataques anteriores, tuvieron mucho éxito. La Tribu Agua del Sur no hizo ningún impacto en absoluto durante la mayor parte de la Guerra. Sin embargo, el ataque final fue un fracaso estratégico muy importante. Irónicamente, la única persona que se buscaba en este ataque logró sobrevivir. Katara era la Maestro Agua de la Tribu del Sur. Seis años más tarde, el líder de la tribu, Yon Rha, se enteró de la verdad de una manera asombrosa, cerca de su casa en la Nación del Fuego, se encontró con la niña cuya madre había matado hacía seis años, y Katara, quien en el momento se había convertido en uno de los Maestros Agua más poderosos del mundo, le mostró todo el rigor y terrible poder que poseía, deteniendo la lluvia en una cúpula y enviando el agua congelada volando hacia él como una tormenta de granizo de hielo.

La Nación del Fuego parecía haber reclamado la victoria en esta incursión ya que se les había hecho creer que habían matado a la última Maestro Agua. En realidad, su objetivo, Katara, sobrevivió. La Nación del Fuego no descubrió este fracaso durante el resto de la guerra. Resultaría un importante revés para su esfuerzo de guerra, por un número de razones: ya que la Maestro Agua buscada; Katara llegaría a ser una Maestro Agua poderosa por derecho propio, y que sería Katara y su uso de Agua Control los que harían redescubrir al perdido Avatar Aang, seis años más tarde, convirtiéndose así en la máxima amenaza de la guerra contra la Nación del Fuego. Katara también se aseguraría de que cuando el Señor del Fuego Ozai eligiera a Azula como heredera al trono, no pudiera reclamarlo al derrotarla cuando intervino en el Agni Kai aumentado por el cometa.

Kya fue la única víctima conocida del ataque, pero su muerte tuvo un fuerte impacto en su familia. Su familia se desanimó, y Hakoda decidió que si su tribu tendría alguna posibilidad de sobrevivir, tenían que ayudar a ganar la guerra. La muerte de Kya fue una razón importante por la que los guerreros de la Tribu Agua viajaron para ayudar al Reino Tierra cuatro años más tarde, en un esfuerzo para poner fin a la guerra. Esto significó que Sokka quedó a cargo de la tribu, mientras que Katara se encargaba de la limpieza y la cocina, mientras se convertía en la figura materna que la Tribu Agua del Sur había perdido.

Katara atacando a Yon Rha.png

Katara amenaza a Yon Rha

Katara heredó el collar de su madre, que Kya había heredado de Kanna. Esto se convertiría en la posesión más preciada de Katara. Ella y su hermano Sokka, desarrollaron un profundo odio a la Nación del Fuego, pero no sería hasta seis años después de que Katara descubriría el motivo de la incursión cuando intentaba ajustar cuentas con el asesino de su madre, Yon Rha.

Estas incursiones en la Tribu Agua del Sur tuvieron un resultado muy similar al Genocidio de los Nómadas Aire. La Nación del Fuego buscó un cierto Maestro en cada nación, Aang y Katara, respectivamente, para matarlos o en su defecto capturarlos y matando a todos los demás. Ambos, Aang y Katara, crecieron para convertirse en prominentes figuras con fuertes talentos de control y cada uno jugó un papel importante para poner fin a la Guerra de los Cien Años.

Apariciones Editar

Avatar: La Leyenda de Aang Editar

Libro Tres: Fuego (火) Editar

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar