Fandom

Avatar Wiki

Ming-Hua

1.699páginas en
el wiki}}
Crear una página
Discusión0 Compartir

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Maestro Agua Emblema del Loto Rojo.png
Este artículo es sobre la criminal Maestra Agua. Para el Maestro de pro-Control, vea Ming (Maestro Tierra). Para la guardia de la prisión, vea Ming. Para el personaje del cómic, vea Ming-Ming.

Ming-Hua fue una Maestra Agua fugitiva la cual poseía una habilidad inusual, ya que era capaz de hacer Agua Control a pesar de faltarle brazos, los cuales reemplazaba con tentáculos de agua. Ella era un miembro de la Orden del Loto Rojo, Ming-Hua, junto con ZaheerGhazan, y P'Li, buscaban capturar al Avatar Korra y destruirla en Estado Avatar poniendo fin al ciclo de reencarnación e iniciando una nueva era de anarquía.

Biografía Editar

PasadoEditar

Ming-Hua fue Maestra Agua y una importante miembro de la Orden del Loto Rojo. A pesar de faltarle brazos, Ming-Hua era capaz de crear dos largos tentáculos de agua, que le permitían reemplazarlos. Tales tentáculos le servían no solo en combate sino también para actividades cotidianas, como conducir. Tras el fallido intento de secuestro del Avatar Korra cuando era niña, Ming-Hua y sus cómplices, Ghazan, P'Li y el líder, Zaheer, fueron enviados a distintas prisiones que inhibían sus habilidades. Ming-Hua fue encerrada en el cráter de un volcán para que no pudiera realizar Agua Control para escapar.

171 DGEditar

Las fugas de prisiónEditar

Ming-Hua y ghazan.png

Ming-Hua se reencuentra con Ghazan y Zaheer.

En el 171 DG, dos semanas después de la Convergencia Armónica, Zaheer se convirtió en Maestro Aire junto con muchas otras personas de las tres naciones. Con sus nuevas habilidades, pudo escapar de su prisión. Primero rescató a Ghazan, el cual estaba confinado en una prisión de madera, dándole tres rocas pra que pudiera hacer Lava Control y escapar. Luego de reencontrarse, ambos emprendieron camino hacia la prisión de Ming-Hua, en el volcán y custodiada únicamente por Maestros Fuego. Al llegar, abatieron fácilmente a los miembros de la Orden del Loto Blanco y destruyeron un barril lleno de agua sobre la jaula de Ming-Hua. Antes de que el agua la tocara, ella ya había formado sus dos tentáculos, con los que destruyó la puerta y salió. Tras derrotar a los últimos enemigos convirtiendo las puntas de los tentáculos en ganchos de hielo, Ming-Hua se reunió con sus antiguos colegas.

Una vez reunidos, Ming-Hua hizo un comentario sobre como nunca había pensado que estaría feliz de ver sus rostros. Ghazan y Zaheer respondieron amablemente al "saludo". Antes de irse, Ming-Hua comentó que se sentía halagada de que hubiera ido a rescatarla a ella primero antes que a su novia, P'Li. Zaheer aseguró que irían a rescatarla pronto.

P'Li siendo rescatada por Ming-Hua.png

Ming-Hua llega hasta la celda de P'Li en el Polo Norte para liberarla.

P'Li se encontraba encerrada, totalmente al contrario de Ming-Hua, en una celda cercana a la Tribu Agua del Norte, y custodiada por miembros del Loto Blanco Maestros Agua.  Sin embargo, el Señor Zuko, Tonraq y Desna y Eska (jefes tribales de la Tribu Agua del Norte), estaban informados de los escapes de estos tres poderosos maestros, por lo que decidieron mantener el doble de custodiada a P'Li y estar ellos mismos listos para la batalla. Zaheer, Ghazan y Ming-Hua llegaron una noche oscura, con el primero creando una gigantesca tormenta de nieve con Aire Control para despistar a Zuko y Tonraq. Al encontrarse rodeada de agua, Ming-Hua estaba en su máximo poder y fue la encargada de descender hasta el encierro de P'Li para liberarla. La Maestro Fuego se sorprendió mucho de ver a su vieja compañera y esta le dijo que la sacaría de ahí. Mientras subían por un risco de hielo mediante los tentáculos de agua de Ming-Hua, P'Li comentó que podrían haber usado el ascensor, creyendo que Ming-Hua estaba escalando por simple presunción de su poder en el hielo.

Una vez afuera, P'Li desplegó todo su poder de Maestra Fuego y, con su técnica de producir combustión con su mente, ayudó a sus compañeros en la huida del Señor Zuko, Tonraq, Desna y Eska, noqueándolos fácilmente y permitiéndoles escapar en su vehículo.

Persecución al AvatarEditar

Ming-Hua amenazando al conductor.png

Ming-Hua amenazando a un conductor de Ciudad República para que los saque de allí.

Ni bien el grupo de cuatro se vio reunido otra vez, el Loto Rojo volvió a su objetivo original: capturar al Avatar Korra y eliminarla en el Estado Avatar para que no volviera a reencarnar. En un primer intento, Zaheer se afeito la barba y el cabello y, como nuevo Maestro Aire, logró que lo dejaran entrar en el Templo Aire de la Isla para entrenarse bajo el nombre de "Yorru". Sin embargo, su excesivo conocimiento de las técnicas y cultura de los Nómadas Aire hicieron sospechar a Kya, hija del Avatar Aang, que lo acabó reconociendo y, tras un duelo, toda Ciudad República se movilizó en búsqueda del grupo. Tras haber perdido el factor sorpresa, Zaheer y su grupo decidieron ir a donde descubrireron que estaba Korra: el Reino Tierra. Para lograr marcharse sin ser detenidos por la Fuerza de Policía de Metal Control, se ocultaron en un camión amenazando al conductor. Aunque fueron descubiertos, escaparon velozmente de la persecución luego de que P'Li utilizara sus poderes de combustión para destruir las patrullas.

El Loto Rojo reunido junto a una fogata.png

Ming-Hua sugiere capturar a un policía e interrogarlo sobre Korra.

Mientras tanto, Lin Beifong, Jefa de Policía, advirtió a Korra del peligro que corría con el escape del Loto Rojo. El Equipo Avatar escapó hacia Zaofu, donde fueron recibidos por Suyin Beifong, líder del Clan de Metal. En las afueras de Ciudad República, Zaheer y su equipo por fin evadieron a la policía y estacionaron el camión de huida en un bosque de las afueras, detrás de unas rocas para no ser vistos. Ahí, armaron un pequeño campamento, y se sentaron alrededor de una fogata. Mientras Zaheer meditaba, desarrollando su lado espiritual para averiguar donde estaba el Avatar, el resto del grupo se puso a conversar de su siguiente estrategia. Ming-Hua sugirió capturar a un policía y extorsionarlo para que hablara sobre el paradero de Korra, pero Ghazan la disuadió. P'Li, por su parte, decidió esperar la respuesta de Zaheer. Este, tras haber averiguado la ubicación de Korra, despertó y se la reveló a sus colegas.

Unos dos días después, muy entrada la noche, finalmente el Loto Rojo llegó a Zaofu, la ciudad del Clan de Metal, donde Zaheer había localizado a Korra con la meditación. Pabu, el hurón de fuego de Bolin, intentó advertir a su dueño de que querían llevarse al Avatar, pero este siguió durmiendo. Mientras todos dormían, Ming-Hua hizo un agujero en la ventana de Korra, y utilizó tres dardos con veneno de Shirshu para dormir a Naga, su perro-oso polar. Zaheer arrojó uno a Korra y Ghazan y P'Li se la llevaron de la cama.

Loto Rojo descubierto.png

El Loto Rojo luchando contra el Clan de Metal.

Mientras los miembros del Loto Rojo corrían para irse por el jardín, Pabu despertó a Bolin y Mako. Estos salieron a buscar a Korra, e iniciaron un duelo contra el Loto Rojo. Al instante, miembros del Clan de Metal se lanzaron también sobre el grupo de Zaheer, iluminándolos con grandes reflectores. Ming-Hua mencionó el fin del factor sorpresa y Ghazan que deberían escapar de otro modo. En el duelo que siguió, el Clan de Metal consiguió rodear al Loto Rojo y a Korra con ellos, pero Ghazan, utilizando Lava Control, creó un río de lava junto a su encierro, protegiéndolos y evitando que los atacaran. Bolin consiguió arrojar una pequeña piedra al tercer ojo de P'Li, bloqueando su chi y evitando que utilizara sus poderes. Así, Suyin y Lin pudieron entrar a rescatar a Korra. Ming-Hua utilizó sus tentáculos para agarrar el pie de Lin y evitar que sa llevaran al Avatar, pero fue fácilemente derrotada por Mako. Enfadado por el fracaso, Zaheer creó una gigantesca nube de aire, que el Loto Rojo pudo utilizar como medio de escape.

Al día siguiente se descubrió que el Loto Rojo había recibido ayuda para entrar en Zaofu. El traidor resultó ser Aiwei, el consejero de más confianza de Suyin y un Maestro Metal. Sin embargo, Aiwei también escapó del Clan de Metal y se refugió en el Desierto de Si Wong. Sin embargo, cuando ascendió al Mundo Espiritual para comunicar a Zaheer la mentira de que no era seguido por nadie, este lo echó a la niebla de las almas perdidas. Korra lo siguió y Asami fue la encargada de huir con su cuerpo físico. Mientras tanto, Ming-Hua y Ghazan tuvieron una batalla contra Mako y Bolin, a quienes dominaron difícil mente. Luego de que fracasaran en llevarse al Avatar porque unos soldados de Ba Sing Se las capturaron a ella y a Asami, Ghazan y Ming-Hua se llevaron a Mako y Bolin. Zaheer fijó un nuevo destino: Ba Sing Se.

Tratos con la Reina TierraEditar

Ghazan observando a Ming-Hua.png

Ghazan y Ming-Hua se miran luego de que Bolin asuma que hay algo entre ellos.

Zaheer, P'Li, Ghazan y Ming-Hua, llevándose como rehénes a Bolin y Mako, fijaron rumbo a Ba Sing Se en la misma camioneta que habían robado al conductor en Ciudad República. En el camino, Ghazan y Ming-Hua mantuvieron una breve conversación con Bolin sobre los años que habían pasado en prisión. Ghazan dijo que, para él, fueron como tres décadas, y que solo podía mirar la lluvia, a lo que Ming-Hua contestó con que "habría dado lo que fuera por ver algo de lluvia en estos trece años", afirmando que su única diversión era inventar historias sobre sus guardias de prisión, imaginando como eran sus problemas familiares, sueños frustrados, etc. Bolin manifestó su deseo de intentar y, señalando a Ghazan, imaginó que había sido criado por su hermana, tenía bigote desde los diez años y había una atracción silenciosa entre él y Ming-Hua. Luego de apartarse y mirarse con asco, Ghazan respondió que eran "dos de tres", y que no lo estaba haciendo mal.

El Loto Rojo llegó a Ba Sing Se antes que el dirigible que traía capturada al Avatar. Gun, el Gran Secretario, le anunció a la Reina Hou-Ting de la llegada de los negociadores. Aunque en un principio ella se negó a hablar con cazarecompensas, finalmente aceptó luego de que Zaheer prometiera que le daría información de sus Maestros Aire "robados". Durante la reunión, Ming-Hua utilizó un vestido con mangas muy largas para ocultar su falta de brazos y los tentáculos de agua. Hou-Ting acordó con el Loto Rojo que les entregaría al Avatar a cambio de Mako, Bolin y sus Maestros Aire, dándoles una lujosa habitación para hospedarse mientras esperaban la llegada de Korra.

Ming-Hua derrotando a un Dai Li.png

Ming-Hua derrotando fácilmente a los Dai Li.

Sin embargo, el dirigible cayó en el Desierto de Si Wong, y Zaheer escuchó la conversación de la Reina Tierra con los Dai Li sobre este asunto. Debido a la pérdida de su oportunidad para capturar al Avatar, el Loto Rojo volvió al salón del trono sin anunciarse. Hou-Ting, enfadada por la intromisión y por la insolencia de Zaheer a la hora de dirigirse a ella, exigió que los encerraran junto a los dos chicos que trajeron capturados. Sin embargo, los Dai Li no fueron ninguna amenaza para los cuatro maestros. P'Li solo tuvo que disparar un rayo de combustión para derrotar a tres, Ghazan regresó sus propios disparos contra ellos y Ming-Hua congeló con sus tentáculos a uno de los agentes contra un pilar gigante. Zaheer, por su parte, embistió a la abandonada Reina y la asfixió mediante una técnica muy peligrosa de Aire Control, matándola. Luego de esto, el Loto Rojo emitió un comunicado por la radio informando la muerte de Hou-Ting, causando que la ciudad entrara en caos por el fin de la monarquía.

Lucha en el Templo del AireEditar

La Orden del Loto Rojo contra Kya, Tenzin y Bumi.png

Ming-Hua contra Kya.

Con el fin de capturar al Avatar, Zaheer y su grupo se dirigieron al Templo Aire del Norte en un dirigible del Reino Tierra. El nuevo plan era amenazar al Avatar con exterminar a los nuevos Maestros Aire que habían, como Zaheer, obtenido sus poderes durante la Convergencia Armónica, para que ella se les entregara voluntariamente. Cuando acorralaron a todos los Maestros presentes, se iniciaron diversas peleas. Ming-Hua, por su parte, peleó contra la hermana de Tenzin, Kya, también Maestra Agua. Ella consiguió arrojarla de un balcón del templo con un gran chorro de agua, pero Ming-Hua resurgió con tentáculos todavía más grandes y poderosos. Finalmente, tras una lucha contra esta y su hermano Maestro Aire, Bumi, consiguieron someter a todos los enemigos y encadenarlos fuera del templo, preparando una nueva tapadera para atrapar al Avatar Korra sin tener que cumplir ninguna promesa a la misma.

Ming-Hua y Ghazan fueron los encargados de esperar a que Mako y Bolin (ahora liberados) llegaran a comprobar que los Maestros Aire estuvieran a salvo. Sin embargo, todo era una farsa, pues Ming-Hua estaba controlando un montón de túnicas con los tentáculos para que parecieran los nuevos maestros, y el único real era Tenzin, atado al suelo. Desesperada por salvar a la Nación del Aire, Korra aceptó los términos y fue a ser recogida por Zaheer y P'Li, aunque también tenía preparada una emboscada con Lin y Suyin Beifong. Durante las diferentes luchas, Ghazan y Ming-Hua dejaron a Bolin, Mako, Tenzin y Asami al borde de la lava, mientras que escaparon, y P'Li fue asesinada por Suyin para salvar a su hermana.

MuerteEditar

Ming-Hua crea tentáculos en punta.png

Ming-Hua creando tentáculos en punta para matar a Korra.

Habiendo por fin capturado a Korra, Zaheer, gracias a la muerte P'Li, pudo librarse de cualquier atadura terrenal y, por lo tanto, volar. Él mismo llevó a Korra hasta una cueva donde estaban ocultos los del Loto Rojo. Ghazan y Ming-Hua cuestionaron a Zaheer el hecho de no haberles dicho nunca que podía volar, a lo que este respondió que ni siquiera lo sabía. Ming-Hua preguntó por P'Li y Zaheer les explicó de como sacrificó valientemente su vida por la causa, y como debían ahora triunfar más que nunca, por ella. Zaheer administró a Korra un veneno especial, que la obligaría a entrar en el Estado Avatar y, al ser ella eliminada mientras estaba en tal estado, el ciclo de reencarnación acabaría, y el Loto Rojo podría formar un nuevo mundo sin gobiernos ni naciones, y sin el Avatar. Luego de administrarle el veneno, el grupo se preparó: Ghazan creó un gigantesco río de lava debajo de Korra, y Ming-Hua un par de tentáculos terminados en filosas puntas de hielo.

Sin embargo, Korra pareció ser más resistente de lo que Zaheer pensaba, luego de estar al borde de entrar al Estado Avatar, logró liberarse de las cadenas de platino con el poder que este le consedía, y arrojó de un golpe a Ming-Hua contra la pared de la cueva, destruyendo sus tentáculos de agua. Ghazan tuvo que esconderse luego de que Korra usara Lava Control para atacarlo. Zaheer, por su parte, persiguió al Avatar luego de que esta escapara. En ese momento, Bolin, Mako y Tonraq entraron en la cueva para salvar a Korra. De esto último se encargaría Tonraq, mientras Bolin combatía con Ghazan y Mako con Ming-Hua.

Ming-Hua electrocutada.png

Ming-Hua muriendo electrocutada por Mako en el río subterráneo.

Ming-Hua había logrado reconstituir sus tentáculos, pero Mako le envió dos terribles ráfagas de fuego que la impulsaron contra una pared de la cueva, dejándola nuevamente indefensa. Mako la embistió y le advirtió que estaba perdida y que el combate había acabado, pero Ming-Hua aseguró que eso no era cierto y, con gran agilidad, esquivó los ataques del Maestro Fuego y saltó por un hueco hacia un acuífero subterráneo, seguida por Mako. Al caer, este intentó ubicar a la poderosa Maestra Agua, pero no pudo encontrarla. Sin embargo, al iluminar el lugar con fuego, vio que Ming-Hua estaba esperándolo detrás suyo, con ocho gigantescos tentáculos (potenciados por el agua del río subterráneo) saliendo de sus muñones. Gritando que ahora la pelea sí se había acabado, saltó contra él y dio varios golpes fallidos. Mako, trazando un rápido plan mental, se paró encima de una roca y, utilizando la generación de relámpago, disparó un rayo contra el agua que tenía debajo, electrocutando el río y, con él, a Ming-Hua, que murió gritando.

Personalidad Editar

Ming-Hua es una mujer relativamente relajada que presenta un sentido del humor muy sarcástico. Independientemente de la situación peligrosa en la que se encuentre, jamás pierde la calma y consigue mantenerse fría y serena. Esto se demuestra cuando no entra en pánico mientras ella y su grupo son atacados por una gran cantidad de miembros del Clan de Metal en Zaofu durante su intento de secuestro del Avatar Korra. Más allá de su serenidad, cuando se muestra en combate, a pesar de su inexpresión, es sumamente agresiva y prefiere el uso de tácticas rápidas y debilitantes para herir de gravedad al oponente. No le importaba atacar a personas inocentes cuando fuera necesario: como el conductor de Ciudad República que los llevó hasta el Reino Tierra, o el operador de radio de Ba Sing Se para informar sobre el asesinato de la Reina Hou-Ting.

Ming-Hua es una persona autosuficiente que se enorgullecía de sus capacidades de Agua Control, prefiriendo llevar a P'Li en brazos hasta la puerta de su prisión en lugar de utilizar el ascensor, cosa que la Maestro Fuego determinó como "presunción". Tenía gran lealtad por sus compañeros y amigos del la Orden del Loto Rojo, protegiéndolos constantemente de los ataques.

Habilidades Editar

Agua ControlEditar

Ming-Hua utilizando sus brazos de agua.png

Ming-Hua atacando con sus brazos de agua.

Ming-Hua ha demostrado ser una Maestra Agua de primer nivel y extremadamente poderosa, no solo por el hecho de ser capaz de moverse a una velocidad vertiginosa y atacar con una tremenda furia, sino por su condición única de carencia de brazos, lo cual da a entender que su conexión con su elemento es tan fuerte que es capaz de hacer control solo con la mitad inferior de su cuerpo, lo que para otros maestros es una hazaña imposible. Debido a su falta de brazos, ella usa unos largos y peligrosos látigos de agua con los cuales realiza grandes maniobras de control y con las que dejo inmovilizados a Desna y Eska, y venció rápidamente a los guardias que obstaculizaban la misión de rescate a su compañera P'Li en el Polo Norte. También ha demostrado poder usar los brazos hechos con agua control para realizar actividades cotidianas, tales como conducir.

Apariciones Editar

La Leyenda de Korra Editar

Libro Tres: Cambios (易) Editar

Trivia Editar

  • Ming-Hua es el tercer personaje en tener una discapacidad, los otros dos fueron Toph Beifong y Teo en ambas series.
  • Con respecto a lo anterior, Michael y Bryan mencionaron que Ming-Huan nació sin brazos.

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar