Fandom

Avatar Wiki

Hombre Combustión

1.694páginas en
el wiki
Crear una página
Comentarios27 Compartir
Maestro Fuego EmblemaNacióndelFuego.png Neutral


El Hombre Combustión era un asesino, cuyo apodo fue dado por el Equipo Avatar, y un cazador de recompensas silencioso que fue contratado por el Príncipe Zuko para localizar y eliminar al Avatar después de la caída del Reino Tierra. Siguiéndolos en sus viajes a través de la Nación del Fuego, aterrorizó a Aang y sus aliados con sus habilidades únicas de Fuego Control, que le permitía proyectar y detonar grandes explosiones a voluntad desde su tatuaje de tercer ojo.

Historia Editar

Pasado Editar

El hombre que más tarde tomaría el apodo de Hombre Combustión nació como un niño normal de la Nación del Fuego. Cuando era joven descubrió que tenía el raro y peligroso poder de Combustión Control, que podía generar explosiones con su mente mediante un tercer ojo crecido en la frente. Sin embargo, el día en el que descubrió el poder fue incapaz de controlarlo, y la explosión resultante destruyó su pierna y su brazo derechos. Luego de este incidente, el joven reemplazó los miembros perdidos con prótesis metálicas, aunque conservaba agilidad y una fuerza física extrema. Se convirtió en un excelente peleador de Agni Kai, ya que era invencible con los ataques directos. Al llegar a la edad adulta, se convirtió en asesino a sueldo, conocido por no hablar nunca (ya que requería concentración para realizar una explosión exitosa), ser muy bueno guardando secretos y no fracasando jamás cuando se le encomendaba un trabajo.

Persecución al Avatar Aang Editar

Conociendo a Zuko Editar

El Hombre Combustión se reúne con Zuko.png

Zuko contratando al asesino para matar al Avatar Aang.

Azula, Princesa de la Nación del Fuego, había disparado un relámpago contra el Avatar Aang cuando este se encontraba en Estado Avatar, lo que dio a suponer que había hecho dejar de existir el ciclo de reencarnación. Azula se llevó consigo a su hermano desterrado, Zuko, para que pudiera volver a ser el Heredero del Señor del Fuego. Sin embargo, para evitar que, en caso de que el Avatar hubiera sobrevivido, el peso de tan terrible hecho cayera sobre ella, decidió darle a Zuko todo el crédito y librarse de problemas. Zuko, sospechando que Aang había sobrevivido, oyó hablar del asesino a sueldo Maestro Fuego, que parecía ser perfecto para el trabajo de matar al Avatar sin que nadie más se enterara. Zuko contactó con el asesino y pidió reunirse con él en un callejón. Allí, luego de asegurarse que no había sido seguido, Zuko le confesó de la supervivencia del Avatar, y a cambio de una buena suma de dinero, le encomendó liquidarlo.

Ataque en el campamento Editar

El Hombre Combustión destruyendo la carta.png

El asesino, dispuesto a evadir la comepetencia, destruyó evidencia comprometedora.

El asesino inició su búsqueda de Aang en un valle que no tenía mucha vigilancia por parte de la Armada de Fuego. Pese a la falta de un ejército que defendiera el lugar, había dos soldados a cargo de esa zona que descubrieron accidentalmente a Aang bañándose en el río con sus tatuajes de los Nómadas Aire al descubierto. Los soldados enviaron un halcón mensajero al Señor del Fuego Ozai informando de la supervivencia del Avatar. Para evitar competencia, el asesino envió un cuervo águila adiestrado para interceptar el mensaje. El animal derribó el ave de los soldados y, luego de dejarla atada contra una roca, cogió el mensaje y lo llevó directo al asesino que, tras leer su contenido y averiguar que era evidencia de su trabajo, utilizó Fuego Control para incinerarlo. Sin embargo, fue gracias a ese mensaje que descubrió la ubicación del campamento de Aang, en un cráter lleno de pequeños riscos y montañas.
El Ataque del Hombre Combustión.png

El Hombre Combustión bloquea un ataque de Toph.

Durante la noche, el asesino intentó atacar mediante el factor sorpresa: mientras dormían. Sin embargo, la Maestra Tierra Toph Beifong detectó los pasos metálicos del hombre. Además, la luna se reflejó en la prótesis del brazo y despertó al Equipo Avatar. El asesino oyó a Toph alertar a sus compañeros y, sabedor de que ya no podría sorprenderlos, lanzó una poderosa explosión que dio contra una roca cercana. El Equipo Avatar reaccionó y Toph comenzó a luchar contra el asesino, disparándole enormes rocas que este destruía con Combustión Control. Katara lanzó un gran golpe de agua, pero el asesino interceptó el proyectil y la explosión cegó a todos por un momento. Después de descubrir que atacar de frente era una locura, el equipo se ocultó detrás de una gran roca, aunque el hombre utilizaba sus explosiones para detenerla gradualmente. Sokka preguntó entonces como podrían combatir a un hombre que utilizaba su mente para destruir, a lo que Aang respondió que no podían, y les dijo a sus amigos que se subieran a Appa, su bisonte volador y que trataran de huir, mientras él se ocuparía de distraer al asesino. El equipo se subió al bisonte y Aang, tras una larga persecución, se metió en una armadura de roca, y un disparo del hombre bastó para que fuera impulsado hacia Appa y el grupo pudiera escapar.

Sokka pasó un rato buscándole un nombre, y finalmente se decidió por "Chispeante Hombre Bomba", aunque nadie del equipo lo aceptó, pero lo nombraban así debido a que no tenían otra forma de llamarlo.

Trampa en la Ciudad Fuerte Editar

Hombre Combustión y Aang.png

El Hombre Combustión poco antes de ser atacado por Katara.

Habiendo fracasado su plan de perseguir y atacar, el asesino decidió que debía ser más sutil y hacer que Aang viniera hacia él. Mientras estuvo en la Ciudad Manantial del Fuego, vio un cartel de busca y captura en el que se mencionaba a Toph como "La Fugitiva", conocida por estafar gente y salirse con la suya. También averiguó de algún modo que Katara y Toph planeaban una estafa juntas: la primera entregaría a su amiga a la justicia y luego de cobrar la recompensa la ayudaría a escapar. Anticipándose a la trampa, el Chispeante Hombre Bomba fue a ver al encargado de la recompensa y le informó de lo que pensaban hacer las dos chicas, diciendo que las estaba buscando. El encargado engañó a Katara luego de que Toph fuera capturada y, luego de llevarla a donde tenían a Toph recluída en una celda de madera (sin metal, tierra o agua), la entregó al asesino y la encerró también, aunque estas sabían que era un truco para atrapar a Aang y Katara usó sudor para hacer Agua Control y huir. Por su parte, el Chispeante Hombre Bomba esperó en el tejado de una casa en medio de la ciudad, frente a la estatua del Señor del Fuego.

Aang y Sokka llegaron y fueron emboscados por una fuerte explosión del asesino. Tras una pequeña persecución por la ciudad, lograron perderlo y esconderse detrás del humo y una carreta volcada, aunque el sujeto seguía ahí. Los chicos decidieron separarse, de ese modo podrían confundir al hombre al no saber a quien dirigirse. Sin embargo, como el único objetivo era Aang, el Chispeante Hombre Bomba fijó su atención en él. Cuando Sokka y Aang tomaron rumbos diferentes, el asesino disparó una potente explosión que destruyó el carro, aunque no consiguió dañar a sus objetivos. El Chispeante Hombre Bomba caminaba hacia los restos de la explosión cuando interceptó a Aang corriendo por el tejado de la casa que tenía al lado. El asesino destruyó el tejado con su combustión y Aang cayó de él, chocando contra la estatua de la plaza y quedando indefenso en el suelo.

El Hombre Combustión con su Chi bloqueado.png

La piedra golpea en el ojo al Hombre Combustión y lo inhabilita.

El asesino preparó una explosión final que acabaría con la vida del Avatar. Sin embargo, un chorro de agua le dio en la cabeza y se convirtió en hielo, dejándolo atrapado. Mientras el Chispeante Hombre Bomba luchaba por liberarse, Toph, Sokka y Katara, que se habían reunido, aparecieron y ayudaron a Aang a levantarse, sacándolo lejos del lugar. Para cubrir la huida del grupo, Toph disparó una piedra gigante contra el asesino, pero este se libró del bloque de hielo que encerraba su cabeza y destruyó la roca con una explosión. La roca, destruida, voló en mil pedazos y un pequeño guijarro restante dio un golpe al tercer ojo del Chispeante Hombre Bomba, bloqueando su chi y, por lo tanto, dejándolo sin poderes brevemente. En un intento de provocar otra explosión, el asesino acabó noqueado contra una pared, mirando con rabia como sus presas escapaban. Durante el escape, Sokka decidió que Chispeante Hombre Bomba era un pésimo nombre, y que a partir de ese momento lo renombraba como "El Hombre Combustión", Toph convinó que era un buen nombre, y que debían huir. 

Emboscada en el trenEditar

E
Hombre Combustión en un tren.png

El ataque en el tren.

l Hombre Combustión rastreó a Aang y Sokka mientras acompañaban a una niña llamada Sho en un tren a la casa de su abuela. Mientras viajaban, Sho hizo un comentario sobre alguien con un extraño símbolo en su cabeza. Aang, creyendo que se refería a sus flechas de Nómada Aire, inentó cubrirse mejor con el pañuelo, pero ella le indicó que no se trataba de él, sino del Hombre Combustión entrando en el tren a pie. El encargado de los pasajeros le pidió amablemente que se sentara para poder cobrarle el pasaje, pero el asesino le dio un golpe brutal con su prótesis metálica del brazo, dejándolo sin sentido. En un principio, Aang y Sokka pretendían huir, pero luego comprendieron que el Hombre Combustión ya sabía donde estaban luego de que este disparara una terrible explosión. Aang salió a su encuentro, exigiéndole que era él a quien quería y que no tenía por qué lastimar a los demás. El Hombre Combustión sonrió al ver que Aang estaba dispuesto a luchar con él y dio otro disparo, pero la combustión ocasionó que el tren fuera más rápido y el ingeniero quedara inconsciente. Sokka se ocuparía de detener el tren y Aang del Hombre Combustión. Luego de que este causara un daño considerable en el vagón, el Avatar saltó por un agujero de la pared y utilizó la patineta de aire para escapar volando, obligando al asesino a subirse al techo para tener un mejor ángulo de disparo.

En el techo, el Avatar y el Hombre Combustión tuvieron un breve altercado, hasta que Aang estuvo a punto de caer a un río, con el ojo del asesino apuntándolo y listo para disparar. Sin embargo, a último momento, utilizó su Agua Control para arrojar una impresionante ola que arrastró al Hombre Combustión fuera del techo hacia el río, hundiéndose en el agua. Al haber quedado el tren realmente dañado, el Equipo Avatar decidió llevar a Sho a bordo de Appa hasta la casa de su abuela.

Muerte Editar

Finalmente, Zuko cambió y decidió que debía unirse al Equipo Avatar, pero fue rechazado debido a que accidentalmente confesó haber sido él quien envió al asesino a sueldo contra ellos. Mientras tanto, el Hombre Combustión, ajeno a esto, localizó al grupo en el Templo Aire del Norte. Allí, decidió traicionar a Zuko y supuso que, de triunfar en el asesinato de Aang, el Señor del Fuego Ozai le agradecería y lo llenaría de honores, por lo que se dirigió al Templo Aire y dio un disparo contra la zona donde estaba el equipo. Tras un par de ataques fallidos, preparó uno que hubiera tenido éxito de no ser poque Zuko se apareció y se interpuso en su camino.

Muerte del Hombre Combustión.png

El Hombre Combustión muriendo.

Zuko, deteniéndolo, desvió su primer ataque y le ordenó que se detuviera. Zuko le exigió al Hombre Combustión que no le pagaría si continuaba con su ataque, y luego cambió su oferta a pagarle el doble, si dejaba de atacar. Sin embargo, el Hombre Combustión ignoró ambas ofertas, y continuó con su ataque, por razones que parecían ser ajenas al dinero. Las peticiones de Zuko demostraron ser una distracción útil para el grupo, que aprovechó el tiempo para ponerse a cubierto. Cuando el Hombre Combustión empezó a destruir las torres de soporte del templo, Sokka utilizó su boomerang para golpear al Hombre Combustión en la frente, bloqueando brevemente su chi. Él ignoró el golpe y trató de disparar nuevamente de todos modos. La explosión resultante no logró salir exitosamente de su cabeza y reventó la zona del templo en la que se encontraba, muriendo el asesino como resultado. Su brazo de metal fue visto caer en el abismo cuando la torre donde él estaba era destruida.

Legado Editar

El Hombre Combustión tuvo un breve cameo en la obra, El Niño en el Iceberg, pero nunca fue visto en pantalla y sólo fue mencionado. Durante el juicio de Yakone, un Sokka adulto recordó al Hombre Combustión cuando se estaba por dar el veredicto del juicio, describiéndolo como un Maestro único que podía usar Fuego Control con su mente, y también mencionó que "lo venció con su confiable boomerang”. Años mas tarde el Señor Zuko, hizo una pequeña reminiscencia a este personaje, diciéndole a Tonraq, Desna y Eska, que irónicamente había contratado a un asesino con las mimas habilidades de P'Li para acabar con el Avatar Aang

Poderes y Habilidades Editar

Fuego Control Editar

El Hombre Combustión era un excepcional Maestro Fuego, capaz de realizar Fuego Control con su mente. Con tan solo mirar un trozo de papel, logró que este estallara en llamas por sí solo, sin tener que ejecutar ningún tipo de movimiento. Sin embargo, rara vez utilizaba Fuego Control normal, ya que su arma favorita siempre fue su habilidad de combustión.

Combustión Control Editar

El Ataque del Hombre Combustión.png

El Hombre Combustión atacando.

Las habilidades del Hombre Combustión reflejaban el nombre que Sokka le dio ya que era capaz de generar detonaciones explosivas a través de su estilo único de Fuego Control. El único momento en que se vio al Hombre Combustión utilizando Fuego Control tradicional fue cuando quemó un mensaje robado de un Halcón mensajero. No obstante, él siempre utilizó su estilo único Fuego Control para luchar. Sus habilidades únicas se deben a un tercer ojo superdesarrollado. Era capaz de canalizar la energía chi de su estómago, enfocarla y dispararla desde su tercer ojo, a través de un tatuaje en la frente. Esta energía creaba delgadas capas de energía transparentes, que sonaban como pequeños explosivos mientras viajaban y luego explotaban violentamente al impactar con alguna superficie. Esta capacidad mental única, requería solo de inhalación y enfoque de su parte, por lo que su estilo de lucha era mucho menos dinámico que el Fuego Control estándar, y podría ser utilizado a grandes distancias, con una precisión considerable. Un rayo único de la energía era muy potente y podía desintegrar grandes rocas o evaporar todo un cuerpo de agua con facilidad. El grado real de su poder y habilidad era considerable, y en casi todos los encuentros superó todo con lo que el grupo de Aang lo atacó.

Otras habilidades Editar

El Hombre Combustión bloqueando el carámbano.png

El Hombre Combustión bloqueando el bloque de hielo de Katara.

Además de sus talentos, su enorme tamaño le permitió poseer una considerable fuerza física, con facilidad manteniendo a Zuko lejos con una sola mano, incluso cuando miraba hacia otro lado, y sus prótesis de metal servían como armas peligrosas. A pesar de su enorme cuerpo y dos miembros de metal, era sorprendente-mente ágil, usando su mano con garras de metal y pie como un medio para detener una caída.

Su increíble resistencia le permitió pasar a través de los tornados de Aang y liberarse de la técnica de bloque de hielo de Katara. También podía disparar ráfagas prolongadas, como se ha visto cuando disparó al escudo de fuego de Zuko para empujarlo hacia atrás. Él también demostró ser muy inteligente y un rastreador experto, como cuando se asoció con una autoridad de Ciudad Fuente para capturar a Katara, que estaba esperando obtener una recompensa por delatar a Toph.

Debilidad Editar

Hombre Combustión bloqueado.png

El tercer ojo del Hombre Combustión fallando.

El Hombre Combustión no mostró ninguna debilidad física al ser atacado, y por lo general era imposible acercarse a él ya que siempre estaba disparando sus rayos explosivos, y sus enemigos se vieron corriendo en dirección opuesta. Irónicamente, la única debilidad que se muestra involucró su mejor arma. El Hombre Combustión perdió su habilidad y se lo vio aturdido sólo dos veces, cuando es golpeado en su tercer ojo, incluso si es golpeado por una única piedra. Estos golpes causaban que la energía chi no pudiera salir correctamente de su cuerpo causando una explosión. Esta debilidad fue causada por primera vez por una piedra que alcanzó su ojo disparada desde una roca lanzada por Toph, lo que permitió al Equipo Avatar escapar mientras que el Hombre Combustión estaba atónito. La segunda vez ocurrió en el Templo del Aire del Oeste cuando Sokka utiliza su boomerang para atacar al Hombre Combustión al no tener un buen punto de vista para atacarlo de otra manera, y sin saberlo, lo golpeó en la frente. Esto causó que el chi del Hombre Combustión se viera bloqueado, resultando una muerte contraproducente cuando trató de atacar, destruyendo una gran parte del templo donde se encontraba.

Apariciones Editar

Avatar: La Leyenda de Aang Editar

Libro 3: Fuego (火) Editar

Cómics de Avatar Editar

Curiosidades Editar

  • El tatuaje de un tercer ojo del Hombre Combustión es una reminiscencia del dios hindú Shivá , asociado con el ciclo de destrucción, la transformación y el renacimiento. Shiva se presenta a menudo con un tercer ojo, que cuando se abre, destruye cualquier persona y cualquier cosa ante él. Shiva también se asocia con el dios védico del fuego, Agni.
  • Durante toda la serie, no se lo vio hablar en absoluto, aunque si tuvo una serie de gruñidos y sonidos guturales.
  • Su verdadero nombre nunca fue revelado. Aunque Zuko parece conocer su verdadero nombre, nunca lo dijo. Esto es confirmado por Zuko al decir: "Bueno, eso no es su nombre, pero..." antes que fuera interrumpido por Sokka.
  • El Hombre Combustión se parecía al personaje Luke Cage de Marvel Comics, quien obtuvo sus poderes después de un procedimiento experimental.
  • Los creadores expliron en el comentario del DVD de "El Templo del Aire del Oeste" que el Hombre Combustión continuó atacando al grupo porque pensó que el Señor del Fuego Ozai iba a agradecerle por la eliminación del Avatar, aunque Zuko no le pagara.
  • El tatuaje del tercer ojo del Hombre Combustión se encuentra en el sexto chakra (Ajna), que está en el centro de la frente.
  • Al encontrarse por primera vez con el Hombre Combustión, Sokka lo llamó "Chispeante Hombre Bomba". Sokka finalmente estuvo de acuerdo con todos los demás que el nombre no acaba de hacer justicia a sus abrumadoras habilidades de Fuego Control y establecieron el "Hombre Combustión" como apodo, que fue adoptado de inmediato. Aang es el único compañero que se ve llamar al asesino "Chispeante Hombre Bomba" cuando anunció su llegada en la Ciudad Fuente, lo cual le hizo dar cuenta a Sokka de que ese apodo no le correspondía.
  • Las prótesis metálicas del Hombre Combustión eran aparentemente completamente funcionales. Él fue el único personaje que se muestra utilizar este dispositivo.
  • El Hombre Combustión atacó por primera vez a Aang y sus amigos, en un campo remoto con muchas torres de roca altas. Más tarde, Aang pondría fin a su enfrentamiento con el Señor del Fuego Ozai en una zona con un terreno similar.
  • Su debilidad de ser golpeado en la frente podría ser una referencia a la historia bíblica de Goliat, un gigante de aproximadamente tres metros que fue asesinado al recibir un golpe en la frente con una pequeña piedra.
  • El Hombre Combustión fue introducido y derrotado en el Libro 3. Su función es similar a los enemigos del Libro 1 y Libro 2 el Almirante Zhao y Long Feng, respectivamente, en el que se desempeñó como un villano secundario, pero fueron eliminados en el transcurso de la temporada. De estos tres antagonistas, el Hombre Combustión tuvo el menor tiempo de pantalla y Long Feng fue el único sobreviviente. El Hombre Combustión fue el segundo y último de los antagonistas en morir en pantalla, con el otro siendo Zhao.
  • Por otra parte, cada uno de los villanos antes mencionados se mencionan una vez después de la temporada aparecieron, El Hombre Combustión se mencionó en "Desde el Pasado".
  • Incluyendo lesiones fatales de Aang en "La Encrucijada del Destino", de las que resucitó poco después, el Hombre Combustión fue el octavo de personaje que se ha muerto en la serie. En orden de aparición, los otros eran Tui, Yue, Zhao, Chin, Jet, Aang y Roku.
  • El Hombre Combustión y el padre de Teo son los únicos personajes que se saben tienen prótesis, el Hombre Combustión un brazo y una pierna y el padre de Teo tres dedos de la mano.
  • El Hombre Combustión es una de las figuras más altas de la serie "Avatar: La Leyenda de Aang".
  • El tercer ojo también representa un símbolo representativo Iluminati.
  • Se ha comprobado por fuente oficial de los creadores, que este personaje y P'Li no tienen ninguna relación o consanguinidad.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en Fandom

Wiki al azar