Fandom

Avatar Wiki

Historia de Sokka (84 DG - 100 DG)

1.697páginas en
el wiki}}
Crear una página
Discusión0 Compartir
"Este artículo trata sobre la historia de Sokka entre el 84 DG y el 100 DG, para ver el artículo principal del personaje ver: Sokka"
Más sobre Sokka
Artículo principal Sokka
Histora
Libro Uno: Agua (84 DG - 100 DG)
Libro Dos: Tierra (Primavera 100 DG)
Libro Tres: Fuego (Verano 100 DG)
Relaciones
Relaciones de Sokka
Otros medios
Sokka en las películas
Sokka en los juegos
Sokka en el episodio piloto

Sokka, nacido y criado como un guerrero de la Tribu Agua del Sur, estaba en un viaje de pesca con su hermana menor Katara cuando descubrieron al Avatar Aang congelado en un iceberg. Después de enterarse de que él era el Avatar, los tres formaron un grupo y viajaron al polo norte donde Aang y Katara podrían aprender Agua Control.

AntecedentesEditar

Southern Water Tribe village.png

Aldea de la Tribu Agua del Sur

Sokka nació en la Tribu Agua del Sur, hijo del Jefe Hakoda y su esposa, Kya. Se crió desde muy joven para ser un guerrero, y poseía muchos conocimientos de las armas y tácticas de la tribu agua. Cuando era joven, su madre murió durante un ataque de la Nación del Fuego, cuando el líder de los Invasores del Sur, Yon Rha fue enviado por el Señor del Fuego Azulon para encontrar y disponer de la última maestra agua que queda en la tribu. Yon Rha interrogó a Kya para encontrar la ubicación de la última maestra, pero ella lo engañó haciéndole creer que ella misma era la última maestra agua para proteger a la verdadera maestra, su hija, Katara. El Maestro Fuego se llevo a Kya en el acto. Varios años antes de encontrar al Avatar Aang, su padre, junto con todos los otros guerreros de la Tribu Agua se fueron para luchar en la guerra de los cien años, y Sokka se quedó al cuidado de su abuela y su pequeña hermana, Katara, aunque también dedicó algún tiempo a la construcción de defensas para lo que quedaba de su tribu. Sokka tomó la defensa de la tribu muy en serio, ya que su padre le había pedido que lo hiciera.

Libro Uno: AguaEditar

El Niño en el Iceberg Editar

Team Avatar meeting.png

Sokka se reúne con Aang.

Mientras estaban en una expedición de pesca, Sokka y Katara accidentalmente cambiaron el rumbo de su canoa en una corriente de resaca, donde fue aplastada entre témpanos de hielo. Katara culpa de su situación a Sokka, y ella empezó a gritar enfadada por su comportamiento desconsiderado, señalando enfáticamente mientras lo hacía. Sin embargo, ella no se dio cuenta de que estaba involuntariamente haciendo Agua Control, causando grietas en un enorme iceberg justo detrás de ella. El iceberg se agrieto y revelo a Aang, junto a su bisonte volador, Appa, atrapado en un estado de animación suspendida. Katara tomó el Garrote de Sokka e hizo añicos el iceberg para liberarlos. Mientras lo hacía, una columna vertical de luz azul se disparó desde su posición en el cielo como un rayo. El muchacho salió del hielo y se dejó caer en los brazos de Katara. Una vez que recobró el conocimiento, se presentó como Aang, un maestro aire. Sokka reaccionó con escepticismo, sospechando que Aang pudiera ser un miembro de la Nación del Fuego, utilizando la luz para indicar su ubicación a ellos. Sokka y Appa tuvieron un mal comienzo porque el bisonte volador le estornudó encima. Finalmente, aceptó la oferta de Aang de llevarlos a casa en Appa, ya que no tenían otra manera de volver. En su aldea, Sokka cada vez se irritaba más por las travesuras infantiles de Aang, airadamente afirmando que no había tiempo para jugar con una guerra que lleva cien años.

Después de que Aang, accidentalmente activó un cable trampa que lanzó una bengala en un abandonado naufragio, Sokka se enfureció y lo desterró de la tribu. Acusó a Aang de colaborar con la nación del fuego, liberando la bengala para dirigir al enemigo directamente a la aldea. Cuando su pueblo fue atacado por una nave de la Nación del Fuego, dirigida por el príncipe Zuko, Sokka y Katara se enteraron de que Aang era de hecho el Avatar. Los hermanos rastrearon la nave de Zuko mediante el uso de Appa, y pudieron rescatar a Aang de él. Katara pensó que podría encontrar un Maestro Agua control en el Polo Norte, y Aang pronto se animó, lo que sugiere que aprenden agua control juntos, Sokka decidió venir con la excusa de que esto seria una oportunidad para golpear algunos maestros fuego, decidieron ir juntos hacia el Polo Norte.

En el Templo Aire del SurEditar

Los tres amigos y luego viajaron a la casa de la infancia de Aang, al Templo Aire del Sur. Sokka tenía mucha hambre, sobre todo después de que Aang había utilizado su carne de foca para encender una fogata. Aang les mostró los alrededores del templo, e incluso, junto con Sokka juegan un partido de "Balón Aire", que Sokka pierde. Sin embargo, Sokka se ocupa principalmente de la ocultación de la evidencia del Genocidio de los Nómadas Aire, declarando a Katara que ella no podía protegerlo para siempre cuando enterró algunas pruebas. Aang luego los llevó a una habitación que contenía estatuas de los últimos Avatares, a los que Sokka se mostró decepcionado de que todavía no encontraba comida. Pronto vieron lo que cree que son la sombra de un maestro fuego, pero resultó ser un lémur volador. Sokka persiguió, ya que el primero no vio más que una oportunidad para la alimentación. La persecución condujo a Sokka a descubrir más tarde que Aang encontró el esqueleto de su amigo y mentor, el Monje Gyatso. Sokka trató de consolar a Aang, pero en cambio, la tristeza del Avatar le hizo entrar en el Estado Avatar.

Finalmente, después de Katara calmó Aang de su rabia, Sokka se unió a ella en la promesa del joven Maestro Aire que eran su familia ahora, y no dejaría que nada le pase.

En la isla de KyoshiEditar

El equipo Avatar capturado por las gurreras Kyoshi.png

Sokka y el Equipo Avatar capturado

Sokka, Katara y Aang estaban volando en Appa, mientras Sokka indica la falta de habilidades de navegación de Aang. Aang luego aterrizó en una pequeño isla de el Reino Tierra, donde dijo que era el mejor lugar para montar al Elefante koi, pero Sokka y Katara le informaron de que habían tenido demasiadas demoras recientemente, y que no podían permitirse otro retraso si querían llegar pronto al Polo Norte. De repente, el grupo fue emboscado por un misterioso grupo de guerreros, que eran, como Sokka después comentó, "un grupo de chicas" A continuación, fueron atados a un poste, y le quitaron las tela que cubrian sus ojos, Sokka soltó un comentario sobre la forma en que no podría haber sido golpeado por un grupo de chicas. Aang declaró que él era el Avatar, y fue capaz de conseguir que los liberaran tras mostrar sus habilidades. El grupo se enteró de que estaban ahora en la isla de Kyoshi, una isla hecha por el Avatar Kyoshi. Aang y Katara disfrutaron de una deliciosa comida de postres y golosinas, que caritativamente les había dado la ciudad, mientras que Sokka estaba en el suelo, enojado porque fue derrotado por las mujeres. Sokka fue al lugar en donde entrenaban las guerreras y les preguntó si querían que le mostrara algunos de sus "movimientos". Trató de demostrar sus técnicas, pero fue derribado fácilmente por Suki. Él simplemente dijo que no quería hacerle daño así que lo haría fácil, pero ella le ató el brazo a la pierna y lo lanzó al suelo. Luego salió avergonzado.

Sokka volvió a la zona de entrenamiento y se inclinó ante Suki, admitiendo que sería un honor para él ser entrenados por ella. Ella se aseguró de que no le importaría ser entrenados por una chica, y él aceptó que él había dicho algunas cosas inapropiadas antes. Estuvo de acuerdo en ser sometido a todas sus tradiciones. La escena salta a él en un uniforme de Guerrera Kyoshi. Se quejó de estar en un vestido, pero Suki lo calificó como "un símbolo de honor y valentía." Aang lo vio cuando pasaba y, riendo, felicitó a Sokka por su "vestido". Suki comenzó a entrenar a Sokka en el arte de la lucha. Después de un momento de formación, Sokka creía que estaba empezando a entender la técnica, y lanzo su arma hacia la puerta. Suki rió, diciendo que no era de fuerza, sino de utilizar la fuerza del oponente en su contra y que tenía que esperar hasta el momento adecuado para atacar. Sokka derribó a Suki. Ella dijo que lo dejó que él la golpee a propósito, pero luego admitió que fue derribada y le pidió que vuelva a intentarlo.

Zuki se despide de sokka.png

Suki besa la mejilla de Sokka, justo antes de su partida.

Después de que la ciudad fue atacada por el príncipe Zuko y sus fuerzas, Aang decidió que si se iban, también lo haría el príncipe. Suki y Sokka se unieron y para defenderse de Zuko y sus hombres. Suki instó a Sokka para darse prisa y salir, pero él dijo que no la dejaría, al menos no sin una disculpa. Ella le preguntó por qué y él explicó que él la trataba como a una niña en lugar de una guerrera. Suki entonces besó a Sokka en la mejilla y le dijo que ella era una guerrera pero también era una mujer. Aang, Katara y Sokka dejaron la ciudad que estaba siendo incendiada y Zuko y sus seguidores persiguieron a Aang de nuevo. Sintiéndose culpable por haber abandonado el pueblo cuando estaba siendo destruido, Aang saltó de Appa y obligó al Unagi en a lanzar agua sobre los incendios, extinción el fuego y mojando a Zuko y sus soldados.

En todo el Reino TierraEditar

Después de salir de la isla de Kyoshi, Aang y los dos hermanos de la Tribu Agua llegaron a Omashu, una ciudad grande y fuerte con un excelente sistema de correo. Entrando en la ciudad bajo alias individuales, el Avatar y sus amigos decidieron tomar un viaje de placer a través de la ciudad en uno de los carros de correo. El viaje resultó en un daño considerable a varias casas, tiendas, y un carro de coles, en toda Omashu y el arresto del trío. Ellos fueron llevados ante el anciano rey de la ciudad, que, para su sorpresa, los trató como sus invitados y les dio un banquete.

Genamita.png

Sokka y Katara atrapados en la Genamita.

Cuando Aang accidentalmente reveló ser el Avatar, el rey ordenó a los tres ser confinado en una habitación recientemente remodelada, y desafió a Aang con tres tareas mortales. Para aumentar la presión, el rey les puso anillos de Genamita a Katara y Sokka. Los anillos de genamita resultaron imposibles de sacar y poco a poco crecian hasta envolver todo su cuerpo. Aang fue capaz de completar con éxito los tres desafíos, así como una asignación adicional, que era para identificar al rey, quien aprendió fue a su viejo amigo, Bumi, desde antes de la guerra. Sokka y Katara se salvaron y el trío finalmente salió de la ciudad para continuar con sus viajes.

Algún tiempo después, Sokka y los otros se aventuraron a un pueblo minero después de un extraño encuentro con un misterioso joven maestro tierra. El joven Maestro Tierra resultó ser un muchacho de dieciséis años llamada Haru, que vivía con su madre, después de que su padre había sido capturado, en el pueblo que había sido ocupada por la Nación del Fuego durante cinco años. La ciudad prohibió estrictamente el practicante del arte de la Tierra Control. Después de Haru usara tierra control por desesperación para salvar a un anciano atrapado en una mina, fue detenido por la Nación del Fuego. Katara orquestó un plan con su hermano en la que fingió ser capaz de usar tierra control, con la ayuda de Aang, que por lo tanto se la arrestó por la Nación del Fuego y se envía a la Prisión plataforma donde Haru estaba. Katara, al ver las almas rotas de los maestros tierra encarcelados, se decidido a liberarlos. Pese a las protestas de Sokka contra los peligros de la organización de una rebelión de los presos, el grupo finalmente ideó un plan para canalizar carbón que se quemaba como combustible hasta la superficie, donde estaban los presos. Después de una intensa lucha, las fuerzas de la Nación del Fuego fueron derrotadas y los prisioneros fueron liberados.

Posteriormente, el equipo se dirigió a la aldea de Senlin después de que un viejo les encontró en un bosque quemado, les puso de manifiesto que un espíritu blanco y negro llamado Hei Bai aterrorizaba la aldea, y Aang era necesario para poner fin a los ataques. Aunque fue en un alboroto, Sokka trató de ayudar a Aang, pero fue secuestrado por el Hei Bai y se encontró atrapado en el Mundo de los Espíritus durante veinticuatro horas. Aang fue finalmente capaz de frenar el espíritu del alboroto, liberando así a él ya los otros aldeanos secuestrados, Sokka argumento que necesitaba usar el baño ya que no había en el mundo espiritual.

Sokka y Katara, mas tarde acompañaron a Aang al Templo del Fuego de la Nación del Fuego, por lo que Aang puedo hablar con Roku durante el solsticio de invierno.

Puerta del santuario del Templo Fuego.png

Equipo Avatar intentar conseguir abrir las puertas del Templo del Fuego con bombas.

Entraron en el templo y encontraron que los Sabios del Fuego estaban tratando de capturarlos. Después de una persecución, se encontraron con Shyu, un sabio que seguía fiel a su objetivo original de proteger el Avatar. El equipo siguió a Shyu a la cámara donde Aang pudo hablar con Roku.

Cuando fueron capaces de llegar a la cámara, sin embargo, encontraron que la puerta sólo se podía abrir mediante el Fuego Control. Sokka utilizó cinco de sus bombas para intentar imitar al arte, aunque la puerta no se abrió. Sin embargo, una de las declaraciones de Katara le dio la idea de enviar a Momo, que podría entrar por los ductos, y por llevar a los Sabios del Fuego a abrir la puerta por sí mismos. Cuando la puerta finalmente se abrió, Aang no puedo entrar en él, ya que fue capturado por Zuko. Pero Aang logró escapar de las garras de Zuko, y fue capaz de hablar con Roku, quien le advirtió de una inminente cometa que otorgaría a los maestros fuego un increíble poder, y les permitiría ganar la guerra. Cuando su discusión con el Avatar anterior terminó, Roku le ayudó al hacerse cargo del cuerpo de su sucesor, y derrotar a los Sabios del Fuego y Zhao, así como la fusión de las cadenas que unían a los hermanos de la Tribu Agua y Shyu. Ayudaron a Aang a levantarse cuando terminó la influencia de Roku, y huyeron en Appa.

El pergamino de agua controlEditar

Después de este encuentro, el equipo se instaló en una laguna, en donde Katara trató de enseñar a Aang un poco de Agua Control, mientras que Sokka limpiaba los dedos de Appa. Una gran ola elaborado por Aang mojo los suministros, lo que obligó a ir a una ciudad cercana para conseguir más. Con el tiempo fueron atraídos a una boutique de barco pirata, donde Sokka estaba interesado en su armamento. Cuando se fueron, ellos fueron perseguidos por piratas, pero finalmente escaparon de vuelta a la laguna, donde Sokka estaba consternado al descubrir que Katara había robado un pergamino de agua control. Los piratas, que ahora trabaja con el príncipe Zuko, siguieron más tarde al equipo, con los piratas que capturan a Sokka y Aang. Sin embargo, los piratas se negaron a negociar el Avatar y Sokka por el pergamino. Un enfureció Zuko comenzó una pelea, mientras que el equipo se escapó en el barco pirata. Luego fueron perseguidos por los piratas, el tiempo hasta el borde de la cascada. Una colisión de entrada desde el barco de los piratas utilizan los obligaron a saltar, pero que aterrizó con éxito en el Appa entrante, lo que les permite volar con seguridad. Sokka reveló que él consiguió el pergamino durante la pelea, lo que les permitió mantener todo el tiempo que Katara había aprendido su lección sobre el robo.

Reunión con JetEditar

El equipo acampó temporalmente fuera en una zona boscosa en donde Momo, fue atraído por una pila de Nueces Litchi, accidentalmente quedo atrapado en una trampa. Después de la liberación del lémur y dos monos cerdos de sus jaulas, el equipo examinó las trampas y los identificó como el trabajo de la Nación del Fuego. Al descubrir esto, Sokka se decidió desmontar su campamento y continuar su viaje hacia el norte. Se opuso a Aang y Katara deseos de salir volando en Appa, afirmando que el bisonte volador es "demasiado sensible". Esto llevó a Katara a cuestionar su nivel de autoridad en el grupo, a la que Sokka se proclamó el líder, para su diversión. Después de un breve enfrentamiento en el que Sokka dijo que deseaba que confiaran en sus instintos para liderar el grupo, el equipo partió en su viaje a pie. Las cosas tomaron un giro para peor cuando el grupo vagaba accidentalmente en un campamento donde se encontraron varios soldados de la Nación del Fuego. Sokka intentó sin éxito negociar con los soldados, afirmando que no causarían ningún daño si los soldados los dejaban pasar. La situación parecía desesperada hasta que un grupo de combatientes rebeldes de repente salió de su escondite y emboscaron a los hombres la Nación del Fuego. El líder del grupo, un adolescente que luchó con Espadas gancho, demostró ser un luchador valiente, expulsando Sokka en la derrota de los soldados que perturban este último en gran medida. Los soldados fueron rápidamente derrotados y el líder se presentó como Jet y su grupo como los "Luchadores Libertadores".

Sokka detiene a Jet.png

Sokka evita que Jet dañe al anciano.

Mientras Katara tomó un gusto inmediato hacía Jet, Sokka se mantuvo muy escéptico de él. Incluso abiertamente se burló del combatiente de la libertad, una vez dijo: "Sí, nada es más valiente que un hombre en una casa del árbol", "casa del árbol", en referencia a el escondite de la banda, entre los árboles. Las sospechas de Sokka sólo aumentaron durante una misión de exploración después de que Jet embosco a un inofensivo anciano. Cuando el combatiente de la libertad se preparado para vencer a el anciano, que pasó a ser un ciudadano de la Nación del Fuego, Sokka intervino convenciendo de abandonar al Hombre. Aunque Jet se abstuvo de atacar al hombre más lejos, él y un par de otros procedieron a robarle sus pertenencias. A partir de entonces, Sokka trató desesperadamente de convencer a Katara y Aang de la verdadera naturaleza del jet. Estos intentos, sin embargo, no tuvieron éxito y los dos permanecieron incrédulos. Esa noche, el guerrero se despertó con el sonido de Jet y algunos otros combatientes de la libertad a escondidas en el bosque. En silencio, los siguió hasta la ubicación de un acantilado con vistas a un río, donde descubrió los planes de jet para volar una presa y causar una inundación en la aldea de Gaipan. Él mismo fue descubierto escondido entre la maleza y aprehendido por Smellerbee y Pipsqueak, quien lo llevó a "dar un paseo" por órdenes del jet.

Sokka fue capaz de burlar a los dos, a escondidas les llevo a la ubicación de las trampas en el que Momo fue capturado antes, y Smellerbee y Pipsqueak luego se vieron envueltos en sus propias jaulas. Con el conocimiento de las intenciones de Jet, Sokka se dirigió a Gaipan donde advirtió a todos del peligro que se aproximaba. Aunque no le creían al principio, el viejo al que Jet había atacado antes le creyó y avalo sus palabras, y todos los habitantes del pueblo evacuaron con éxito la aldea antes de que se inundaran. A continuación, regresó con Appa a las afueras del bosque, donde Aang y Katara se enfrentaban a Jet, que estaba pegado a un árbol, ahora consciente de su verdadera naturaleza. Los tres lo abandonaron con Sokka diciendo que Jet se había convertido en un traidor cuando "dejó de proteger a las personas inocentes".

Continuando su viajeEditar

Sokka asombrado.png

Sokka estupefacto al escuchar que la historia que Aang contó sobre Jin Wei y Jin Wei era falsa.

Sokka y los otros continuaron sus viajes al Polo Norte, haciendo una breve parada en Cañón de la Muerte, el cañón más grande en el Reino Tierra. A diferencia de Katara y Aang, Sokka expresó poco aprecio por la fascinante vista que proporcionaba. Una vez allí, se encontraron con dos tribus, la de Zhang y Gan Jin, ambos de los cuales fueron diferenciándose en su cultura y que había estado peleando durante los últimos cien años. Aang fue finalmente capaz de persuadirlos a atravesar el cañón a pie. Sokka favoreció a los Zhang frente a Katara, que favoreció a los Gan Jin, diciendo que él sólo eligió su lado, ya que le dieron de comer durante la noche. Se unieron a las dos tribus en un esfuerzo conjunto para defenderse de los depredadores que habitaban el cañón y la totalidad del grupo de viaje era capaz de escapar con éxito. El guerrero de la Tribu Agua estaba presente después de presenciar Aang idear una historia falsa para resolver la disputa entre las dos tribus.

Más tarde, mientras que acampaban en una playa, el equipo descubrió que tenían pocas provisiones y volaron a un mercado en una ciudad portuaria. Los tres oyeron a un pescador y su mujer discutiendo en las inmediaciones, con la mujer tratando de convencer a su marido de no salir a la mar debido a una tormenta que se aproximaba, una declaración de este último se negó a creer. Después de escuchar el pescador le dijo a su esposa que iba a contratar a alguien y le pagaría el doble, Sokka se ofreció para acompañarlo y fue contratado en el acto. Las predicciones de la esposa de una tormenta que se aproxima resultó ser cierta y, mientras que en el mar, el barco de pesca en el que viajaban volcó. Tanto Sokka y el pescador se encontraban en una situación desesperada hasta que Aang y Katara llegaron a Appa para rescatarlos, una misión que resultó en el éxito y el regreso de ambos.

Sokka contrajo un resfriado, como resultado de ser capturados en el mar. El equipo se refugió en un edificio abandonado cerca de las ruinas de Taku cuando Katara se contagió de su enfermedad. Aunque enfermo, Sokka cayó bajo un estado de alucinación, haciendo comentarios sin sentido en el sentido del humor y las habilidades de Tierra Control inexistentes de Appa. Cuando Aang fue incapaz de encontrar la raíz de jengibre para el té, viajó a un Instituto Herbalista donde fue capturado por los Arqueros Yuyan y trasladado a una prisión al mando del almirante Zhao, dejando a Katara preocupada por su paradero.

Aang fue capaz de escapar de prisión, con la ayuda de Zuko disfrazado el misterioso Espíritu Azul, y volvió con sus amigos, dándoles ranas congeladas del pantano cercano, un método aconsejado por la Herbalista. Sokka comento el parecer sabroso sabor de la rana congelada, sólo para que la criatura se descongelara y volviera a la vida. Esto dejó a él ya sus hermana curados, pero disgustados. Después de este incidente, Sokka afirmó haber tenido una verruga en la úvula durante una semana, una demanda Katara se negó rotundamente a creerle.

Algún tiempo después, el grupo acampó cerca de un río, donde se encontraron con un hombre siendo atacado por un Oso ornitorrinco. El hombre quedó completamente tranquilo, a pesar de estar en peligro, basado en una predicción de la adivina de su pueblo de que iba a tener un viaje seguro. Aang y Katara deciden viajar a la aldea, pensando que sería divertido tener sus fortunas. Sokka expresó descontento por esto, protestando que la adivinación era una tontería, pero el equipo fue a ver al adivino independientemente.

El viaje resultó muy frustrante para Sokka, a quien la adivina, Tía Wu, predijo tendría un futuro lleno de lucha autoinfligida y angustia. En repetidas ocasiones intentó probar que sus predicciones estaban mal, que sólo tuvo éxito en más frustración. Aang, una vez se acercó a Sokka por consejos sobre cómo hablar con las niñas, lo que implicaba a Katara, a la que el guerrero accedió gustosamente. Sokka, sin embargo, no era consciente del hecho de que Aang hablaba de Katara y confundió su amor platónico por la asistente de la tía Wu, Meng, una niña de diez años que se había enamorado de Aang. Instó a Aang para actuar al margen, como si no le importara, consejo que éste siguió y actuó en consecuencia.

Sokka alertando a Wu.png

Sokka intenta alertar a la Tía Wu sobre la erupción inminente del monte Makapu.

Los Intentos de Aang para atrapar la atención de Katara por distante que queda no tuvieron éxito y en su lugar decidieron encontrar un azucena panda, una rara flor del borde del volcán Makapu. Llevo a Sokka con él, para gran disgusto de éste. Al llegar al borde, los dos descubrieron el volcán lleno de lava y listo para entrar en erupción, contrariamente a la predicción anterior de la tía Wu en que la caldera permanecería inactiva por un año más. Ellos regresaron a la aldea en el planeador de Aang e informaron a Katara del peligro inminente. Luego trataron de persuadir a los habitantes del pueblo para aceptar la verdad de que la tía Wu estaba mal, pero fue en vano. Corriendo rápidamente contra el tiempo, el equipo ideó un plan en el que Aang pediría prestado el libro de lectura de nubes, y él y Katara usaría su control para dar forma a las nubes en el símbolo de la ruina volcánica.

Su estrategia tuvo éxito y, ahora plenamente consciente del peligro, los habitantes aceptaron el plan de Sokka para cavar una zanja y canalizar la lava en el río cercano. Estas acciones, junto con un impresionante despliegue de Aang de aire control de potencia, salvó el pueblo de la destrucción. Sokka expresó su esperanza de que el evento pdría enseñar a los civiles a no confiar demasiado en la adivinación, pero sólo le dijeron que la predicción de que el pueblo no sería destruido por el volcán se había hecho realidad, ya que se salvó en última instancia. Sokka dijo con los dientes apretados, "Te odio", y tuvo que ser llevado por Katara.

Reunión con BatoEditar

Durante sus viajes, el grupo se encontró con un viejo amigo de la Tribu Agua del Sur, un guerrero llamado Bato, que había sido herido y dejado por Hakoda y los otros guerreros. El los llevo a su hogar actual en una abadía de monjas en la que se hacían perfumes y curas. Debido a que pasaron tanto tiempo recordando el pasado, se olvidaron de Aang, quien no pudo evitar sentir celos. De repente empezó a hablar acerca de cómo Katara y Sokka podrían ser capaces de visitar a su padre, Hakoda. Aang salió al sentirse herido pensando que Katara y Sokka podrían dejarlo para ir a buscar a su padre en lugar de ayudarlo. Mientras Aang estaba contemplando su posible salida, llegó un mensajero con la noticia de Hakoda y en vez de dárselo a ellos, Aang lo escondió. Al día siguiente, Bato llevo a Sokka a un ritual de mayoría de edad llamado "esquivar el hielo". En vez de hielo, sin embargo, navegaron entre rocas irregulares, ya que no había hielo en el Reino Tierra. Con la ayuda de Katara y Aang, pasaron las pruebas, y los tres recibieron una marca ceremonial por su sabiduría, valentía y confianza. Sin embargo, cuando Aang recibió la marca de confianza, no pudo contener su culpabilidad de ocultar el mapa por más tiempo y le dio el mensaje a Katara y Sokka. Sokka y Katara furiosos y decepcionados decidieron ir a buscar a Hakoda y dejaron a Aang para que fuera al Polo Norte por su cuenta.

Abrazo de Sokka, Katara y Bato.png

Sokka y Katara con Bato.

Pronto por su camino, Bato, Katara y Sokka escucharon el aullido de un lobo. Katara sugiere que el lobo estaba herido, pero Bato les dijo que el lobo se había separado de su manada. Luego explicó que sabía esto ya que cuando fue herido en la batalla y lo dejaron en la abadía,por sus compañeros guerreros, sintiéndose el más solitario que nunca había sentido. Este incidente recordó a Sokka, cuando Hakoda se fue a luchar en la Guerra de los Cien Años, y le dijo a Sokka que no podía venir y pelear con él. Hakoda le había dicho a Sokka que el ser "un hombre" era de "saber a dónde te necesitan más", y que por Sokka, que estaba en la Tribu Agua del Sur, para proteger a su hermana. Sokka y Katara se dieron cuenta de su error y regresaron para disculparse y reanudar su viaje con Aang. Mientras caminaban de vuelta a encontrar con Aang, Zuko, Iroh y Juno aparecieron en Nyla. Juno ​​comentó que no era de extrañar que Katara dejara a Zuko ya que ella era demasiado bonita para él. Un furioso Zuko les preguntó sobre el paradero de Aang, pero no sabía que estaban separados. A pesar de que el Avatar no estaba con Sokka y Katara, el Shirshu encontró un nuevo aroma: el mensaje que Aang había tenido antes. Se dirigieron de nuevo a la abadía.

Mientras tanto, Sokka y Katara reaccionaron, ya que estaban paralizados por Nyla, gracias al perfume que le dieron las monjas, y de repente Sokka tuvo una idea. Las monjas derramaron todos sus perfumes y Katara uso Agua Control para crear una niebla espesa. Dado que el shirshu sólo podía "ver" al oler con su nariz, se confundió y comenzó a atacar a la gente al azar con su lengua venenosa. Aang y los otros usaron esta oportunidad para escapar.

Más tarde, los chicos estaban volando en Appa, Aang y le preguntó sobre el plan actual. Sokka y Katara le dijeron que lo iban a llebar al Polo Norte porque era su familia, también. Aang le regreso su collar a Katara, ella se acercó y le dio un beso en la mejilla. Aang se sonrojó y jugueteó con los pulgares para ocultar su rostro, mientras que todos volaron hacia el atardecer.

En el templo aire del norteEditar

Después de escuchar los rumores de supuestos "hombres voladores" en el Templo Aire del Norte, de manos de un anciano, el Equipo Avatar viajó al templo con la esperanza de encontrar maestros aire que aún vivian allí. En cambio, lo que descubrieron fue una colonia de ciudadanos del Reino Tierra guiados por un Mecanicista junto con su hijo. Los aldeanos se habían instalado allí después de una inundación destruyó su aldea. Descubrieron que el mecanicista era un genio inventor que habían instalado varias mejoras tecnológicas en el antiguo templo. Con lo que Sokka se impresionó enormemente, pero desalentó a Aang, quien vio las innovaciones como una ofensa a la cultura de su pueblo.

Sokka y el Mecanicista.png

Sokka y el Mecanicista

Cautivado por la evolución, Sokka pasó un montón de tiempo con el mecanicista. Estudió su trabajo y elogió a sus invenciones. En un momento, los dos se aventuraron por una oscura caverna a una habitación llena de gas natural. Preocupados por la amenaza de la cámara de gas causara una explosión masiva si se incendiaba, Sokka ideó un plan para llenar la cámara con huevos podridos, de esta manera, en caso de producirse una fuga de gas, el olor nauseabundo les alertaría del peligro. Los dos también hicieron avances en un diseño de un globo de guerra.

Mientras tanto, Aang, Katara y Teo descubrieron que el sagrado santuario del templo había sido transformada en un taller para la creación de armas de la Nación del Fuego. El mecanicista confesó que fue obligado a producir armas de la Nación del Fuego, con la amenaza de que, en caso de que no cumpliera, todo el templo sería destruido por el enemigo. No mucho después, el Ministro de Guerra Qin llegó al templo, en busca de las armas prometidas. Cuando Aang, rechazó y atacó al ministro de guerra, este último prometió venganza y se fue a reunir un ejército de soldados de la Nación del Fuego. Con las fuerzas de la Nación del Fuego acercándose rápidamente al templo, los colonos del Reino Tierra y el Equipo Avatar trabajaron juntos para ahuyentarlos, usando su poder sobre el aire en su beneficio y soltando bomba tras bomba.

A pesar de sus esfuerzos, las tropas avanzaron y pronto se quedaron sin bombas. En ese momento, Sokka y el mecanicista aparecieron, montado en un globo de guerra. Siendo que el globo llevaba el emblema de la Nación del Fuego, las tropas de la Nación del Fuego no los atacaron, pensando que eran sus aliados. Después de lanzar las bombas que el globo guerra llevaba, Sokka y el mecanicista se encontraban en una situación desesperada, hasta que Sokka, ideo, lanzar su suministro de combustible. Esta acción causó una explosión que derrotó a las fuerzas de la Nación del Fuego, que los obligaron a retirarse, y los colonos y Equipo Avatar celebra su victoria. Lo que no se dieron cuenta es que Qin encontró el globo de guerra que tuvo que ser abandonado debido a la pérdida del suministro de combustible. Él siniestramente comentó que su derrota sería la "puerta de entrada a muchas victorias".

Llegada al Polo NorteEditar

Después de Sokka se quejó de que Appa estaba volando muy lentamente, Aang a la defensiva respondió que todos deberían subir en la espalda de Sokka y podía volar a el Polo Norte. Katara trató de suavizar la situación, comentando que todos estaban cansados ​​y de mal humor, como resultado de volar durante dos días seguidos. Así mientras Sokka estaba expresando sus dudas sobre la búsqueda de la Tribu Agua del Norte, el grupo fue atacado por los maestros agua del norte que los llevaron a su destino. Mientras recorría la ciudad, Sokka vio a la Princesa Yue, en una góndola, por primera vez, y se enamoró de ella.

Fuera del gran palacio de la Tribu Agua del Norte, Sokka y Katara fueron recibidos como hermanos de la tribu del sur, y Aang fue honrado como invitado especial. El decimosexto cumpleaños de la princesa, Yue, también se celebró al mismo tiempo, cumpliendo la mayoría de edad para casarse. Sokka estaba mucho más interesado en la comida en el banquete y en la Princesa Yue, que estaba sentada junto a él, en lugar de la celebración. Se rompió un silencio incómodo diciéndole a Yue que él en su tribu era "como una especie de príncipe" Esta declaración fue escuchado por Katara, quien irónicamente le preguntó qué era el príncipe de que. Avergonzado, Sokka contestó que él era el príncipe "de un montón de cosas", y que él estaba en el medio de una conversación. Le dijo a Yue que iba a estar en la ciudad por un tiempo y le preguntó si le gustaría "hacer una actividad" con él. Al día siguiente, Sokka hizo planes con la Princesa Yue para encontrarse en un puente sobre el canal.

Yue y Sokka.png

Sokka y Yue

Sokka se reunió con la Princesa Yue en el puente, regalandole un pez tallado, que ella confundió con un oso. Sin embargo, Yue le dijo a Sokka de que había cometido un error al invitarlo allí y huyó, dejando a Sokka mirando devastado y lo que le hace lanzar su regalo al agua lleno de ira. Más tarde, cuando la banda se reunió en su vivienda, todos estaban contentos con cómo ha ido el día. Sokka estaba confundido y molesto por mensajes contradictorios de Yue, mientras Aang y Katara estaban descontentos que Katara no se le permitió aprender Agua Control. Sokka sugiere que en la noche, Aang podía enseñarle a Katar todo lo que había aprendido durante el día.

Después de ser descubierto practicando, Katara desafió a el maestro de agua control a un duelo y fue derrotado posteriormente. El maestro Pakku le dijo a katara que su abuela se había comprometido en un matrimonio arreglado con él, antes de irse y comenzar su vida en el Polo Sur. Katara entiende que ella se negó a que las costumbres de su tribu gobernar su vida. Esta revelación hizo que la Princesa Yue se echara a llorar y huyera. Sokka la siguió y la encontró en el puente donde se habían conocido. Yue llorado en voz baja, mientras que Sokka le dijo que no quería saber nada de ella, pero para decirle que ella era hermosa, y que nunca habría pensado que daría cuenta de un tipo como él. Yue le dijo que él no entendía, pero Sokka cree que hizo: ella era una princesa y no era más que un campesino de la tribu del sur. Se dio la vuelta para marcharse, pero Yue lo besó, lo que hizo a Sokka feliz pero lo confundido. Yue explicó que ella también se había enamorado de Sokka, pero no podían estar juntos, y no por la razón que Sokka pensó. Ella bajó tristemente las pieles sobre su cuello para revelar un collar de compromiso, explicando que ella estaba comprometida con Hahn. Ella se disculpó y se fue dejando a Sokka solo en el puente.

Asedio del norteEditar

Nubes de nieve negra.png

Sokka y Yue ven caer nieve contaminada con hollín.

Antes de que el almirante Zhao comenzó a lanzar su ataque en contra de la Tribu Agua del Norte, Sokka tomó a la Princesa Yue para dar un paseo en Appa, durante la cual casi se besaron. El hollín de repente comenzó a caer, y Sokka lo reconoció de cuando fue atacada su tribu, debido a la cantidad de hollín, sabía que una fuerza de ataque masivo se acercaba.

La Tribu Agua del Norte se dispuso a defenderse de la invasión, y Sokka se ofreció como voluntario para una misión peligrosa en la que varios guerreros se verían obligados a infiltrarse en la flota de la Nación del Fuego. Aang sintió que era su deber de prevenir la misma suerte que corrieron los Nómadas Aire y la Tribu Agua del Sur. Sin embargo, se encontró con que contra una vasta flota de tal magnitud, él no tenía ninguna posibilidad y se retiró en el agotamiento.

Después de algunos comentarios críticos de Sokka durante una reunión informativa, dio información sobre todo acerca de los uniformes de la armada de fuego, el Jefe Arnook decidido enviar a Hahn. Los dos se enzarzaron en una pelea y Arnook sacó Sokka de la misión. Sokka descontentos se quedó atrás hasta que Arnook reveló la verdadera razón detrás del acto:. Quería a Sokka para proteger a Yue y ser su guardaespaldas.

Después de que Aang salió del mundo de los espíritus , se dio cuenta de que había sido secuestrado por Zuko. Aang fue salvado por la oportuna llegada de Katara, Sokka y la princesa Yue en Appa. Zuko y Katara tuvieron una revancha, pero debido a la Luna apareciendo esta vez, Katara lo derrotó fácilmente en cuestión de segundos. Aang tomó la Zuko inconsciente con él, a pesar de algunos desacuerdos de Sokka y Katara.

Sokka besa a Yue.png

Sokka besa el espíritu de Yue.

Al regresar al oasis , Zhao ya había capturado a uno de los peces koi. Inmediatamente, la luna brillo de color rojo, creando un eclipse lunar y el color filtrado del mundo. Inmediatamente, los maestros agua que luchan quedaron indefenso. Zhao comenzó a crear títulos para sí mismo hasta que Momo saltó sobre su cabeza. Después Zhao intentó conseguir el lémur, Momo se unido al grupo. Zhao amenazó con asesinar al Espíritu de la Luna, pero Iroh intervino y le advirtió sobre sus acciones. Amenazado por Iroh con graves consecuencias si no lo liberaba, el almirante lanzó el koi de nuevo al agua. Sin embargo, de repente le lanzó fuego a el espíritu, matándolo. La luna desapareció por completo del cielo, dejando en la oscuridad total a el mundo. Iroh y Katara trataron de revivir el Espíritu de la Luna, pero ya era demasiado tarde, como Tui ya había muerto. Enfurecido, Aang pronto entró al Estado Avatar y fusionado con el Espíritu del océano, convirtiéndose en un gigante de agua. En este estado, Aang avanzo por la ciudad derrotando a las fuerzas de invasión de la Nación del Fuego, dejando a los ciudadanos de la Tribu del Agua, que se inclinaban en adoración, ilesos.

La princesa Yue, que al nacer se salvó de la muerte por el Espíritu de la Luna, se sacrificó para dar el koi blanco al poco de su fuerza de vida que estaba en su interior. Se convirtió en la reencarnación de Tui, el Espíritu de la Luna, y le dio un beso final a Sokka antes dee desvanecerse y restaurar el equilibrio del espíritu. La luna reapareció y La, el Espíritu del Océano, se disipó. Al regresar a la Oasis, Atacó a el almirante Zhao y le arrastró al agua, causándole la muerte. Después de la batalla, Arnook reveló a Sokka que a pesar de todos sus intentos, que conocía el destino de su hija a convertirse en la encarnación del espíritu de la luna desde el momento en que le había dado su vida.

Véase tambiénEditar

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar