Fandom

Avatar Wiki

Historia de Korra (finales del 171 DG)

1.699páginas en
el wiki}}
Crear una página
Discusión0 Compartir

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Más sobre Korra
Artículo principal Korra
Historia
Libro Uno: Aire (153 DG - 170 DG)

Libro Dos: Espíritus (171 DG - Convergencia Armónica)
Libro Tres: Cambio (Finales del 171 DG)
Libro Cuatro: Balance (174 DG)

Relaciones
Relaciones de Korra

Con un cambio en la energía del mundo debido a la Convergencia Armónica, Korra y el resto del Equipo Avatar fueron a través del Reino Tierra en búsqueda de nuevos Maestros Aire para ofrecerles entrenamiento y consejos. Sin embargo, mientras la nueva Nación del Aire está siendo reconstruido lentamente, Zaheer y sus cómplices de la Orden del Loto Rojo, escapan de sus prisiones respectivas y buscan derrotar a todas las naciones y traer la anarquía al mundo. Su creencia que el orden natural es el desorden le trae una amenaza letal a Korra y debe luchar no sólo para mantener el equilibrio de las cuatro naciones sino también para salvarse a sí misma y al Ciclo del Avatar.

Enfrentándose a Hundun Editar

Korra perdiendo la conciencia.png

Korra perdió el conocimiento tras ser picada con los dardos especiales de Hundun.

Poco después del crisis de Unalaq, Korra, Mako, y Bolin participaron en un torneo de pro-Control organizado para juntar dinero para reparar los daños de Ciudad República causados por el ataque del Avatar Oscuro. Durante su partido, los hermanos se distrajeron y fueron lanzados rápidamente dentro del agua, dejando a Korra sola. A pesar de tener una desventaja, logró ganar el partido con un nocaut. Mientras caminaba hacia su hogar después de la lucha, vio a algunos miembros de la Triple Amenaza con un anciano en un callejón oscuro. Pensando que los de la Triada estaban amenazando al anciano, se acercó, causando que los de la Triple Amenaza se vayan. Korra dirijió su atención al anciano para verificar que estuviera bien, pero sólo se rió malvadamente desapareciendo en las sombras, cosa que confundió mucho al Avatar. Tomada a sorpresa, Korar fue atacada con dardos que le bloquearon el chi, que hicieron que se desmaye.

Korra más tarde se despertó y escuchó al hombre ordenarles a los bloqueadores de chi que la mataran mientras seguía débil. Mientras el anciano desaparecía, intentó usar su control contra los bloqueadores de chi, aunque falló y tuvo que huir corriendo. Con sólo poder usar artes marciales, luchó contra los Igualitarios mientras navegando los callejones de atrás. Aunque Korra dedujo que el anciano estaba ordenando a los Igualitarios ya que Amon había muerto, No tenía idea de porqué estaba siendo atacada. Los Igualitarios eventualmente la derrotaron al ser demasiados aunque fue salvada cuando Naga la rescató y lograron huir a salvo. Korra se dirigió al Templo Aire de la Isla, con la esperanza de que Tenzin le pudiera ayudar porque su control seguía bloqueado.

Korra enfrentándose a las jarras.png

A Korra no le agradó el saber qye tenía que encontrar las jarras que contuvieran agua espiritual entre muchas otras.

Aunque Korra encontró al Templo Aire de la Isla vacío, el espíritu de luz de Jinora le apareció ya que la joven Maestra Aire había sentido la angustia y fue a ayudarla. En un intento de ayudar al Avatar a conseguir acceso a su Agua Control otra vez, Korra fue dada el consejo de encontrar jarras llenas de agua espiritual en la isla, aunque esta tarea fue difícil ya que estaban mezcladas con jarras de agua normal. Sin embargo, antes de que pudiera localizar la cantidad de agua suficiente, le sorprendió saber que los Igualitarios y la Triple Amenaza habían llegado a la isla y estaban trabajando juntos para derrotarla. A pesar de éstas amenazas, logró encontrar la cantidad suficiente de agua espiritual para recuperar su Agua Control y con él, Korra libró al Templo Aire de Igualitarios y miembros de la Triple Amenaza. Siguiendo necesitando respuestas acerca de lo que le había pasado a su control, los persiguió dentro de la ciudad.

Después de atravesar la ciudad que había sido llenada de hoyos causados por los lianas espirituales, Korra se enfrentó a un meca tanque Igualitario. Durante la batalla, fue ayudada por el espíritu de Jinora otra vez quien le sugirió no moverse y oponerse a los movimientos del oponente para recuperar sus habilidades de Tierra Control. Siguiendo su consejo, Korra logró accesar a su Tierra Control y lo usó junto con su Agua Control para destruir al meca tanque. Cuando llegaron más Igualitarios, les preguntó enojada cómo fue que consiguieron un meca tanque antes de derrotarlos rápidamente. La amenaza Igualitaria fue reemplazada con una de triada mientras Viper, Dos Dedos Ping y un Maestro Tierra llegaron para luchar contra ella. Después de que los derrotó a ellos también, el espíritu de Jinora le dijo a Korra que la respuesta sobre cómo fue que le quitaron su control, podría estar posiblemente en el Mundo de los Espíritus. Sin embargo, antes de que pudiera dirigirse al Polo Sur, fue atacada una vez más por un meca tanque. Tras destruirlo, cuestionó al piloto y aprendió que el anciano al que había visto anteriormente era el nuevo líder de los Igualitarios y tenía planes de robarle su chi para crear en vez de orden, caos. Después de lanzar al piloto a la Bahía Yue, Korra se dirigió a la Tribu Agua del Sur.

Al llegar a la Tribu Agua del Sur después de una semana, Korra se encontró con más miembros de la Triple Amenaza e Igualitarios quienes la esperaban. Durante esta pelea, Korra fue ayudada por el espíritu de Jinora otra vez, quien le ayudó a recuperar su Fuego Control recurriendo a la agresión con combos y ataques implacables. Usando los tres elementos que tenía a su disposición, Korra derrotó a todos sus oponentes y continuó su viaje al portal espiritual, Llegando, se encontró con el anciano acompañado por espíritus oscuros y fue atacada por ellos y más bloqueadores de chi, mientras el anciano entraba al Mundo de los Espíritus. Durante la lucha, Korra recuperó su Aire Control siguiendo el consejo de Jinora de utilizar maniobras evasivas. Aunque logró derrotar a los Igualitarios, fue llevada al portal espiritual por los espíritus oscuros.

Korra confronta a Hundun.png

Korra fue confrontada por Hundun, un enemigo al que una de sus vidas se había enfrentado miles de años antes.

En el Mundo de los Espíritus, después de deshacerse de varios espíritus oscuros al purificarlos, Korra fue capaz de confrontar al anciano en frente del Árbol del Tiempo. Se introdujo como Hundun, un rey antiguo y maestro de un ataque caótico quien había amasado una fortuna enorme. Korra fue atrapada en varias ilusiones por él, quien tenía la meta de tener a su alma atormentada para siempre. Sin embargo, Korra logró liberarse y luchó contra los espíritus oscuros que el rey caído mandó para que le ataquen. De nuevo escuchando lo que le decía Jinora, Korra pudo entrar a niveles más altos del Estado Avatar y fácilmente logró repelar a todos sus oponentes.

Sin embargo, Korra fue forzada a salirse del Estado Avatar porque Hundun usó sus poderes para levantar el suelo y acabaron estar parados en el aire. Mientras él le decía tranquilamente sobre su plan de extraer su chi, ella lo desafió y logró derrotar a todos los espíritus oscuros que quedaban. Con todos sus aliados derrotados, Korra amenazó a Hundun diciéndole que tenía la opción de retirarse o ser destruido, una opción de la cual se burló. Diciéndole que todavía no conocía a su hermano, Korra notó alarmada un par de pies atrás de los de Hundun que resultaron ser los de su hermano gemelo. Korra fue atacada por los hermanos y bajo el poder de su ataque caótico, fue apresurada con fuerza física enorme, Tierra Control, disparos de energía oscura, barreras especiales y pequeñas piscinas de donde salían más espíritus oscuros. Sin embargo, Korra eventualmente fue capaz de entrar al Estado Avatar de nuevo con el cual fácilmente repeló a sus oponentes. Con los hermanos lo suficientemente debilitados, Korra los purificó, causándolos a desvanecer.

Tras aceptar que dejar los portales espirituales abiertos causarían muchos eventos inesperados, Korra se regresó a Ciudad República. Luego, ella, junto con Mako y Bolin llegó a la final del torneo de pro-Control donde tuvieron una revancha contra los Lobomurciélagos de las Cascadas Blancas y ganaron.[1]

Renacimiento de la Nación del Aire Editar

Asami conforta a Korra.png

Frustrada por su inhabilidad de quitar las lianas espirituales, Korra fue confortada por Asami.

En la semana siguiendo la derrota de Hundun, Korra seguía luchando con los cambios que trajo la Convergencia Armónica. Las lianas espirituales creadas por el Avatar Oscuro se mantuvieron y se habían apoderado de partes de Ciudad República, dejando un sinnúmero de ciudadanos sin hogar. A pesar de numerosos esfuerzos, Korra siguió siendo incapaz de eliminarlas, haciendo que sus índices de aprobación a cayeran dramáticamente a ocho por ciento. También se enfrentó con el presidente Raiko, quien también tenía índices de aprobación bajos, trató de echarle la culpa a ella. Independientemente, el Avatar entendió por qué tenia tales calificaciones, creyendo que ella debería ser capaz de arreglar la situación.

Más tarde, durante la cena, Korra se enteró de que Bumi había desarrollado habilidades de Aire Control y fue testigo de ello. Al día siguiente, mientras observaba los intentos del comandante retirado por repetir la hazaña, Korra se preguntó si sus habilidades se habían desarrollado a causa de sus acciones durante la Convergencia Armónica. Mako y Lin pronto llegaron a la isla, explicando que había otros informes de maestros aire dentro de la ciudad. Korra aprovechó de preguntarle a Mako por qué no iba a vivir en la isla pero él esquivó la pregunta.

Korra eliminando las plantas.png

purificar]] las lianas espirituales que habían invadido a Ciudad República

Korra y Asami pronto salieron a dar una vuelta en el satomóvil de Asami y el joven Avatar luchó por tratar de conducirlo. Las dos tuvieron una discusión sobre Mako y lo que pasó mientras estaban involucradas con él. Korra se alegró de que no se interpusiera entre ellas y se alegró de tener a una amiga con quien pudiera pasar el rato. Pronto se detuvieron ante una gran liana que se encontraba en medio de la calle antes de ser confrontadas por un espíritu enojado. Ella pronto tuvo una idea para librar a la ciudad de las lianas después de que el espíritu le dio una idea quien le dijo que todos eran uno y eran iguales. Sin embargo, Raiko y la prensa pronto se acercaron al ver el nuevo plan del Avatar. Korra les exigió que no le hicieran preguntas. Posteriormente entró en Estado Avatar y comenzó a utilizar la técnica de limpieza espiritual, que parecía tener éxito inicial al ver como las lianas retrocedieron en el agua. Sin embargo, justo cuando la prensa empezó a hacerle preguntas, las lianas se regeneraron rápidamente y más numerosamente. Korra rápidamente evacuó a un edificio cercano, volando con su planeador para salvar a un niño que quedó atrapado en un nivel superior. Mientras la parte superior de la torre comenzó a derrumbarse, salvó al niño y rápidamente se lanzó hacia abajo, y salvó a varios ciudadanos de lesiones mayores al atrapar a la parte superior con Tierra Control y colocándola lentamente en el suelo.

Esa noche, Korra trató de meditar para llegar a sus vidas pasadas, pero no pudo hacerlo antes de que Tenzin se acercara. Ella temía que había echado todo a perder por dejar los portales abiertos, pero su maestro le aseguró que ella hizo lo que creía que era mejor, y las cosas habían cambiado como resultado. Ella sólo lamentó su baja posición con la ciudad, pero Tenzin le dijo, que su deber era el equilibrio del mundo y que algunos podrían ser felices y otros no; el Maestro Aire estaba feliz porque la decisión que había tomado le dio una segunda oportunidad a la Nación del Aire, que a su vez sólo podría ayudar a restablecer el equilibrio. Korra deseó poder ser más sabia, y Tenzin le aconsejó que la sabiduría sólo llega cuando uno acepta las cosas como son, Bolin llegó apresurado, avisando que Mako había llamado, y se había localizado a el nuevo Maestro Aire, pero se negaba a bajar de la parte superior del Puente Kyoshi. Korra decidió olvidarse de la "charla de sabiduría" y ayudar a rescatarlo; el grupo enseguida voló hasta el puente sobre Oogi.

Korra comprometiéndose a ayudar a la Nación del Aire.png

Korra se comprometió a ayudar a Tenzin a reconstruir la Nación del Aire.

El Maestro Aire, Daw, se negaba a bajar, pensando que era demasiado peligroso; mandó corrientes de aire fuertes a los Maestros Metal que intentaban alcanzarlo. Korra voló hasta donde se encontraba, con el deseo de hablar con él. Daw reveló que estaba asustado, que no tenía idea de lo que estaba haciendo, algo con lo que ella simpatizó. Explicó que estos cambios eran su culpa y que no estaba solo. Ella después le dijo no podía hacer que se "detuviera" lo que estaba pasando como él le había pedido pero le ofreció llevarlo al Templo Aire de la isla y ayudar a explicar las cosas, extendiendo la mano. Sin embargo, cuando trató de tomarla, Daw cae desde el puente, pero justo antes de que cayera al suelo, Korra lo atrapó con su planeador, cosa que le agradó mucho a la multitud reunida. Raiko, sin embargo, se presentó enfurecido, preguntando que si este tipo de crisis serían la nueva norma. El Avatar le dijo que sólo tendría que lidiar con eso, porque los cambios no iban a desaparecer. Raiko respondió diciéndole que ella debía irse de la ciudad cosa que ella accedió con enojo. Acercándose a Tenzin, se comprometió a ayudar a encontrar a los nuevos maestros aire y ayudar a reconstruir la Nación del Aire.[2]

Buscando Maestros Aire Editar

Al día siguiente, Korra y sus aliados se reunieron en la entrada del Templo Aire de la Isla mientras Asami trajo un dirigible de Industrias Futuro con el que podrían viajar en grupo a Ba Sing Se. Justo antes de que se fueran, Mako llegó con un mapa que mostraba dónde habían sido vistos Maestros Aire a través del Reino Tierra. Korra quería que los acompañara, recordándole al Maestro Fuego que seguía siendo parte del Equipo Avatar. Mako se negó, aunque más tarde fue convencido por Bolin a que se una a la expedición. Al ver el mapa, el Avatar creyó que estaban a punto de traer de vuelta a la Nación del Aire desde el borde de la extinción.

Ryu se niega a ir.png

Perdiendo la paciencia, Korra intentó convencer a Ryu con fuerza a que se una a la Nación del Aire, sin lograrlo.

Al llegar al primer pueblo, el grupo de Korra fue recibido por su líder e invitó a una cena con el maestro aire, Kuon, y su familia. Sin embargo, cuando el hombre se negó a ir con Tenzin, Korra trató de convencerlo a él y a su familia de lo contrario, diciendo que necesitaba aprender sobre su cultura, pero también fue rechazada. Después de salir, Korra dijo que iba a resultar diferente. Después de que Tenzin no fue capaz de reclutar otros Maestros Aire, Korra, Mako y Bolin trataron de tomar el asunto en sus propias manos. Conocieron a alguien veintidós años de edad, Ryu, quien seguía viviendo con sus padres. Korra le dijo a su madre que iba a tener la oportunidad de ir al Templo Aire del Norte, cosa que la emocionó. Ryu, sin embargo, no estaba interesado. Korra respondió tomándolo por el cuello y lo lanza en una silla de la cocina, diciendo que tenía una responsabilidad como ciudadano del mundo, independientemente de si quería ser un Maestro Aire o no. Después de escuchar a Korra, siguió declarando su falta de interés. Cosa que causa que ella lo agarre por el cuello y lo trate de arrastrar hacia la puerta, con la madre intentando ayudarla. Sin embargo, Ryu se escapó de su agarre con una ráfaga de aire, y antes de que Korra pudiera tomarlo de nuevo, Bolin y Mako la detuvieron.

Kai demuestra su Aire Control.png

Korra y sus amigos encontraron a Kai, un huérfano Maestro Aire quien deseó entrar a su grupo.

Korra estaba decepcionada por los resultados, pensando que los Maestros Aire iban a demostrar más entusiasmo. Bolin y Bumi sugirieron un "espectáculo de aire", que Korra pensó que fue una idea ridícula, pero que tal vez pudiera funcionar. Con Tenzin dispuesto a probar "lo que sea", el grupo llegó a una ciudad y realizó su show. El papel de Korra fue aprehender a Mako, jugando papel de un convicto Maestro Fuego, usando Aire Control. Levantó a Mako en un tornado, cosa que entretuvo a ella y a Asami. Una vez finalizado el espectáculo, sólo un niño huérfano, Kai, deseó unirse a ellos. Se las arregló para convencer a ellos con una historia que involucró el asesinato de sus padres por parte de criminales. Antes de irse, se enfrentaron con los supuestos delincuentes, a quienes Korra derrotó. En realidad, eran miembros de la fuerza policial de la ciudad, y Kai era un joven ladrón que robó los ahorros de su familia adoptiva. El joven Maestro Aire se defendió diciendo que ese fue el él de antes, y sus nuevas habilidades habían hecho que cambie. Antes de que los agentes se lo llevaran a la cárcel, Korra decidió aceptar a Kai, creyendo que podían darle la orientación que necesitaba, aunque le advirtió que el muchacho no la haga "arrepentirse". Después de un abrazo en grupo, siguieron adelante hacia Ba Sing Se.[3]

Llegada a Ba Sing Se Editar

Hou-Ting y Korra realizan un trato.png

Para recibir ayuda de la Reina Tierra Hou-Ting para encontrar más Maestros Aire, Korra tuvo que hacerle un favor y recolectar dinero de impuestos de un pueblo cercano.

Cuando terminaron su viaje hacia la capital del Reino Tierra, Korra expresó su emoción de estar en una misión diplomática y pidió a su mentor que le explicara cómo era la Reina Tierra, a lo que dijo que podía ser exigente, cosa que le preocupaba. Se dirigieron directamente al Palacio Real del Reino Tierra y fueron recibidos por el Gran Secretario de Ba Sing Se Gun, quien los llevó a sus habitaciones mientras les daba una larga lista de reglas, confundiendo a Korra. A su llegada, el resto del grupo se dirigió a sus habitaciones mientras que el Avatar siguió a Gun para conocer a la Reina Tierra, Hou-Ting. Cuando la vio por primera vez, ella estaba exigiéndoles a sus sirvientes que estaban a su alrededor antes de dirigirse a Korra. Hou-Ting rápidamente le reprendió por las acciones de su predecesor y Zuko porque habían forzado a su padre a ceder parte del Reino Tierra para la República Unida de Naciones, dejando a la nación en ruinas. Korra intentó disculparse, aunque la monarca no le hizo caso y siguió gritándole sus sirvientes alrededor. Cuando se le preguntó si tenía problemas con sus sirvientes, el Avatar respondió que no tenía sirvientes. Ella procedió a pedir a la reina ayuda para encontrar a los Maestros Aire de Ba Sing Se. Antes de aceptar su petición, Hou-Ting le dijo a Korra que tenia que recuperar los ingresos fiscales del reino de una bóveda en un pueblo al sur de la capital debido a que los bárbaros constantemente lo roban. La Maestra Agua aceptó pero estaba molesta y se fue; empujando a Gun mientras se iba.

Korra y Asami enfrentándose a bandidos.png

Mientras Korra y Asami colectaban impuestos para la Reina Tierra Hou-Ting, fueron confrontadas por bandidos.

Korra, junto con Asami, fue a la ciudad en el dirigible de Industrias Futuro, tratando de aliviar las preocupaciones de su amiga de que si necesitaban a la Guardia Real y Korra dice que la reina sólo disfrutó dar órdenes a su alrededor. Después de llegar a la ciudad, el Avatar no le gustaba el aspecto de las cosas, pero les informó a los guardias que cargaran el dinero de los impuestos en el barco. En ese momento, las chicas vieron una llamarada, seguido de Gombo y su pandilla de bárbaros en motocicletas rodeándolas, haciendo que Korra repensara su decisión de traer a todos los demás. Sin embargo, ella y Asami tomaron el desafío. Después de atacar al líder de la banda, lanzó sus motocicletas en el aire y también protegió a Asami de un ataque potencial. El Avatar derribó otra moto, derrotando a los dos hombres que iban en ella. Después de que Asami derrotara a los dos últimos bárbaros, Korra derribó a Gombo con una roca, causando que la pandilla se retirara. Sin embargo, cuando salieron Gombo le gritó a la chica de la Tribu Agua que estaba del lado equivocado, y el dinero pertenecía al pueblo, dejando al Avatar con una sensación de que en realidad puede estar en lo cierto.

Después de regresar con Hou-Ting, la tarea ya completada, Korra le preguntó si podría buscar a los Maestros Aire de la ciudad. Sin embargo, la reina le dijo que en una búsqueda de la ciudad hecha por los Dai Li no se encontró nada, y por lo tanto su grupo podía irse. Enfurecida, Korra le dijo que hizo el trabajo sucio para nada y dijo que ella sabía que habían Maestros Aire en la ciudad. La monarca ordenó simplemente que Korra sea escoltada fuera del palacio, pero el Avatar empujó de nuevo al secretario a un lado y le dijo que no habían terminado cuando salió enfurecida.[4]

Korra entrena con Asami.png

Korra le expresó sus frustraciones a Asami durante un pequeño entrenamiento.

Al día siguiente, Korra ventila sus frustraciones sobre la reina a Asami mientras da puñetazos y patadas a unas almohadillas de práctica en los brazos de Asami. En ese momento, Mako y Bolin llegaron cansados con Bolin explicando lo que habían aprendido. Mako aclaró que habían oído hablar que la Reina Tierra estaba reclutando a los Maestros Aire, lo que confirma las sospechas de Korra. Estaba a punto de decir lo que iba a hacer con la reina, pero Asami rápidamente la alertó de que la monarca estaba llegando. Hou-Ting llegó junto a con el secretario; éste les informó de que se habían encontrado Maestros Aire en la provincia Yang. Korra le dio las gracias, pero seguía sospechando. Hou-Ting le dijo al grupo que se podrían ir por la noche, pero el Avatar trató de decirle que no podía hasta que Asami le interrumpe diciendo que ella necesitaban otra noche para reparar su dirigible, cosa que Korra le agradeció a su amiga.

Más tarde, el grupo volvió a reunirse en su casa, donde Korra expresó su frustración, creyendo que la reina no tenía derecho a hacer lo que estaba haciendo. Korra también le aseguro a Jinora quien temía que Kai estuviera capturado que iban a encontrarlo; sólo necesitaban saber dónde buscar. Mako sugirió el Lago Laogai porque el Dai Li anteriormente tenía una base subterránea allí. Con Jinora asegurándole al grupo que podía proyectarse espiritualmente en la base, Korra y Tenzin se unieron a ella en un viaje hacia el lago. Vieron cómo Jinora meditó para realizar su técnica, pero pronto se decepcionaron cuando ella volvió a informar que la base fue abandonada. Korra le preguntó Jinora dónde podrían estar los maestros aire, pero le dio casi cada ubicación pero era imposible en la ciudad. El Avatar intentó ayudarla preguntando cómo la encontró durante la Convergencia Armónica. Después Jinora dijo que había sentido una conexión entre ella y Korra, la Maestra Agua le aconsejó que se centran en la conexión entre ella y Kai.

Lin revela el escape de Zaheer.png

Korra escuchó mientras Lin Beifong reveló que Zaheer y su grupo había escapado.

Korra y los demás se enteraron que estaban detenidos los maestros aire debajo del Templo de la Reina Tierra, lo que enfureció a Korra porque estaban "justo debajo de sus narices" todo el tiempo. El grupo discutió un plan para liberarlos antes de oír un golpe en la puerta. Creyendo que era la reina, Korra les aconsejó que actúen normales, pero estuvo sorprendida al enterarse de que en realidad era Lin que había venido a informarles al Avatar y a Tenzin de la fuga de cuatro peligrosos delincuentes que buscaban a Korra. Sin saber quiénes eran, Korra pidió que le explicaran quiénes eran. Tenzin explicó que poco después de descubrir que ella era el Avatar, los delincuentes planeaban secuestrarla, pero fueron capturados por él, su padre, Zuko y Sokka, y fueron colocados en cuatro cárceles especiales. Korra pronto entiende el porqué ella estaba refugiada en el recinto. Lin le insistió a Korra que regresara a Ciudad República, pero ella se negó, diciendo que quería conseguir los maestros aire primero; Lin estuvo de acuerdo rápidamente para unirse a la misión, y Korra le dijo su ubicación.

Los Maestros Aire se defienden contra los Dai Li.png

Korra y Tenzin resistieron contra los Dai Li junto con los Maestros Aire mientras se preparaban para escapar.

Esa noche, el grupo hizo su camino al templo y después de superar con facilidad a dos guardias, llegaron a la bodega subterránea. Korra fue con Tenzin y Bumi para liberar a la mayoría de los Maestros Aire. Ella les explicó a los Maestros Aire confusos que ella era el Avatar y estaba allí para liberarlos. Al llegar a la superficie, Korra comprueba que no hubiera nadie. Creyendo que así era, ella le dijo al grupo que se movieran, pero fueron confrontados por Hou-Ting y varios agentes Dai ​​Li. Korra protestó que los Maestros Aire deberían tener la libertad de tomar sus propias decisiones, a lo que la reina contestó advirtiendoo que si se los llevaba sería considerado un acto de guerra y serian considerados como enemigos para el Reino Tierra y para ella. Korra aún se negaba a devolverlos, lo que provocó que la Reina les ordenara a los Dai Li que los atacaran. Tras el ataque, el Avatar y Tenzin ayudaron a proporcionar una ráfaga de aire para detener los agentes mientras la aeronave de Lin llegaba para llevarse a los Maestros Aire. Mientras se dirigían a la aeronave, Korra ayudó de nuevo con otra ráfaga de viento hacia las fuerzas Dai ​​Li del andamio del templo de la reina antes de que ella y Tenzin fueron capaces de alejarse en Oogi. Después de ver a Bolin, Mako y Jinora salirse con Kai, Korra dirigió el bisonte hacia ellos, permitiendo que se lanzaran sobre su silla de montar, completando así el escape por completo.

A la mañana siguiente, en las afueras de la ciudad, los Maestros Aire eligieron unirse a Tenzin en el camino al Templo Aire del Norte para entrenar como Nómadas Aire. Antes de separarse, Korra le deseó buena suerte y les garantizó que le enviaría más Maestros Aire hacia ayá en caso de que los encuentre. También expresó su preocupación de hacer nuevos enemigos dondequiera que iba, a lo que Tenzin le aseguró que ella hizo amigos también y le dijo que lo había hecho bien. El Avatar abrazó al Maestro Aire, diciendo que esto era sólo el comienzo. Pronto se fue con sus amigos y Lin en la aeronave policial para continuar con la búsqueda de Maestros Aire.[5]

Llegada a Zaofu Editar

Durante una parada, Korra jugó con Naga, usando su Aire Control para lanzar una bola para que su mascota la persiguiera. Le dijo a una Lin preocupada que se relaje diciéndole que nadie aparte de ellos sabía donde estaban. Cuando Naga le trajo la bola a Lin, Korra le dijo a la jefa que quería que lo lanzara. En ese instante, Mako y Asami salieron de la aeronave diciéndoles que les había llegado un reportaje acerca de una nueva Maestra Aire en la ciudad de Zaofu, hogar del Clan de Metal. Korra le preguntó a Lin si sabía de él pero tras recibir una respuesta negativa y en vez dicho que regresara a Ciudad República, el Avatar decidió ignorar a Lin diciendo que irían tras la Maestra Aire.

Aiwei dando la bienvenida.png

Korra y el Equipo Avatar fueron dados la bienvenida a Zaofu por Aiwei.

Tras su aterrizaje en Zaofu, Korra pregunto el porqué Lin no quería ir con ellos o les quería decir porqué no quería que le dijeran a nadie que estaba ahí, pero Lin no quiso decir haciendo que Korra le diga "Jefa Gruñoa". Fueron saludados por el emisario de la ciudad, Aiwei, quien los llevó a un Tren que les ayudó a atravesar la ciudad. Korra vio impresionada a la estatua de Toph Beifong mientras pasaron por ella y escuchó mientras Aiwei les explicó qué había pasado con ella. Se fueron camino a la casa de la Maestra Aire pero primero conocieron a su madre y a la matriarca de la ciudad, Suyin Beifong, quien había estado practicando para un baile con su grupo de bailarinas. Suyin estuvo encantada de conocerla pero fue contanda enseguida que había estado mintiendo acerca de la cantidad de gente con la que estaba viajando. Korra le preguntó a Aiwei cómo había sido capaz de saberlo a lo que éste le respondió que él era capaz de detectar mentiras. La chica de la Tribu Agua le confesó que Lin estaba con ellos pero estuvo sorprendida pronto al aprender que Suyin no sólo la conocía sino que eran hermanas.

Todos regresaron a la aeronave donde Korra le preguntó a Lin el porqué nunca les había dicho acerca de Suyin. El Avatar fue sorprendido de nuevo al saber que no se habían hablado en más de treinta años y preguntó por qué pero las hermanas la ignoraron mientras discutían. Suyin terminó la discusión y le dijo a Korra que su hija estaba emocionada por conocerla y Korra le dijo a Lin que su sobrina era la nueva Maestra Aire. El grupo se dirigió a la casa de Suyin donde furon introducidos primero a Wei y Wing, seguidos por Huan, y finalmente la Maestra Aire, Opal, quien le agradó a Korra. Suyin sugirió que Korra entrenara a Opal pero el Avatar pensó que la Maestra Aire podría aprender más en el Templo Aire del Norte donde tenían planeado transportarla. A Suyin no le pareció bien la idea porque Zaofu era el único hogar que su hija conocía y Korra concedió diciendo que le podría enseñar a Opal lo básico. También explicó la impaciencia de Lin al decirle a Suyin de la amenaza de los criminales que la perseguían a lo que Suyin respondió diciendo que Zaofu era la ciudad más segura del mundo. Korra le preguntó a Lin cuál era su problema con Suyin y creyó que de podían quedar por lo menos por un poco.

Korra y Opal hacen Aire Control.png

Korra le enseñó a Opal lo básico acerca del Aire Control en la mansión de su familia en Zaofu.

Antes de la cena, Korra comenzó una sesión de entrenamiento básica con una Opal nerviosa quien dijo que no era muy buena pero Korra dijo que estaban iguales porque ella nunca había enseñado antes. El Avatar le enseñó a su alumna unos movimientos básicos y posiciones y las dos se movieron en un círculo recolectando unos remolinos básicos de Aire. La chica de la Tribu Agua estuvo impresionada con Opal diciéndole que realmente era muy buena.

En la cena, Suyin le contó a Korra sobre su esposo, Baatar, quien le había ayudado con el diseño de la ciudad pero que pudo estar con ellos a causa de un gran progreso en un proyecto de construcción. Cuando Suyin le preguntó cómo le iba su búsqueda por más Maestros Aire, Korra le explicó cómo tuvo que liberar a varios de la cautivos de la Reina Tierra. Suyin expresó su odio por la monarca diciendo que creía que ella podía hacer lo que quería y que el reino de la Reina ya debió haber terminado. Korra dijo que no había pensado acerca de eso a lo que Suyin le respondió que lo hiciera ya que el mundo estaba cambiando. La Maestra Agua pronto vio mientras Lin se fue de la mesa, pidiéndole que vuelva pero sin éxito.

Después, Korra se fue a la oficina de Suyin y vio maravillosamente un pequeño modelo de Zaofu, diciéndole que la ciudad estaba increíble, le dio las gracias por la bienvenida y pidió disculpas por el comportamiento de Lin antes de preguntar lo que había pasado entre las dos medias-hermanas. Suyin le contó a Korra sobre cómo no sabían acerca de sus padres mientras Toph estaba ocupada como Jefa de Policías y que tenían la libertad de hacer lo que querían. Korra lo llamó algo bueno pero Suyin contestó que lo era de una forma pero que acababan peleándose para ganarse la atención de su madre. Mientras el Avatar escuchaba a la historia de Suyin acerca de cómo eventualmente decidió construir a Zaofu y hacer una familia, le dijo que Suyin parecía tener una vida perfecta pero estuvo algo triste al aprender que la matriarca quería que Lin formara parte de ella pero perdió la esperanza de que lo hiciera.

Korra regaña a Lin.png

Después de ver cómo Lin ataca a Opal verbalmente, Korra regañó a Lin llamándola una mujer amargada y sola.

Korra decidió buscar a Opal y la encontró en un momento con Bolin. Los separó aclarando su garganta y le dijo a Opal que necesitaba su ayuda con algo. Las dos se fueron al cuarto de Lin explicándole que le trajo a alguien con quien podría hablar. Sin embargo, cuando Lin fríamente rechazó al deseo de Opal de que se uniera a la familia, Korra, enojada, le preguntó a Lin cuál era su problema, diciéndole que no culpe a Opal porque ella había sido quien le pidió que hable con ella pensando que sacaría a Lin de su canguelo. Lin simplemente le dijo que arregle al mundo y no a su familia y el Avatar, molesta le respondió diciendo que Suyin tenía razón y Lin se quedaría como una mujer amargada y sola antes de salirse y azotando la puerta.[6]

La próxima mañana, todo el grupo menos Lin, se reunió para desayunar, lo cual Korra asumió que era porque estaba enfurruñando en su cuarto. Wei y Wing fueron a comer algo para antes de su partida de disco de poder y le preguntaron a Korra que si quería jugar. El Avatar dijo qye no sería mucha competencia porque no sabía hacer Metal Control que hizo que Suyin le preguntara el porqué Lin nuca le enseñó. Korra le dio un breve resumen de sus ocupaciones en Ciudad República aunque se rió cuando Suyin dijo que ella pensaba que Lin sería una mala maestra. La matriarca entonces le ofreció enseñar Metal Control a lo que contestó de forma positiva. El grupo pronto se agachó rápidamente mientras sus platos fueron atraídos por el traje magnético de Varrick.

Suyin comenzó el entrenamiento de Korra con un trozo de un meteorito raro. Después de ver a sus demostraciones en el asombro, Korra comenzó a concentrarse en la pieza en la mano cuando vio Bolin espiando en ellos. Bolin trató de decir que estaba buscando Pabu, a lo que Korra respondió diciéndole que estaba en su hombro. Korra volvió a dirigir su atención hacia el meteorito y, con el consejo de Suyin centrarse en los pedazos de tierra con el meteorito, fue capaz de transformarlo en una pequeña forma. Korra más tarde visitó Lin de nuevo y le sugirió que le pida disculpas a Opal, pero pronto observó que la Jefa de Policías no estaba en buena forma, aunque sus preocupaciones fueron despedidas por Lin mientras se levantó y se fue.

Korra haciendo Metal Control.png

Korra empezó a hacer Metal Control con ayuda de Suyin Beifong.

Korra en vez volvió a intentar hacer Metal Control y exitosamente perfeccionó la técnica, lo que dio lugar a que Suyin la felicitara por ser el primer Avatar en hacer Metal Control. El grupo fue acompañado por un Bolin ahora ansioso, pero justo cuando declaró su deseo de aprender, fueron interrumpidos por Lin, quien quería desahogar su ira reprimida contra su media hermana. El Avatar vio como su argumento verbal se convirtió en una pelea física. Korra le preguntó Bolin que si debería intervenir, pero éste le dijo que la lucha era un medio de curación de las tensiones entre hermanos. Opal pronto llegó a romper a las hermanas y cuando Lin se desmayó de agotamiento, Korra la atrapó antes de que su cabeza se golpeara contra el suelo.

Diez y seis horas después, Korra, Bolin, y Mako se marcharon hacia el cuarto de Lin. Los dos anteriores dudaron en tocarle la puerta así que Mako lo hizo. Lin pronto abrió la puerta y los saludó con una actitud más agradable; cosa que les sorprendió.[7]

Korra y Tenzin se comunican a través de un radio.png

Korra le ofreció consejos a Tenzin sobre cómo entrenar a los nuevos Maestros Aire a través de un radio.

Korra más tarde llamó por radio a Tenzin en el Templo Aire del Norte aire para informarles sobre los últimos desarrollos en Zaofu, incluyendo su hallazgo de Opal y que ella pronto iría con él, aunque la radio fue tomada brevemente de ella por Bolin que, molestando al Avatar, utilizó el tiempo para adular a Opal. Después de conseguir de nuevo la radio, Korra le preguntó a Tenzin cómo iba el entrenamiento, y fue respondida con frustración por la falta de interés que mostraban los Maestros Aire en aprender sobre su cultura. Korra sugirió que tomara un descanso, sugiere que sus niños e incluso Bumi, debido a su experiencia en requisar las unidades militares, podría ayudar. Aunque creyendo el punto de vista que dio Tenzin sobre Bumi siendo su peor alumno de momento, Korra sugirió que podría tomar más responsabilidad haciéndole creer que la idea fue de él. Tenzin la felicitó por convertirse en un Avatar sabio, a lo que ella dijo que la resolución de conflictos es lo que hace.[8]

Intento de captura e investigación Editar

Algún tiempo después, Korra probó sus habilidades contra Wing. Ella esquivó dos fragmentos de meteoritos e intentó atacarlo con cables, pero fue derribada cuando su oponente los pisoteó y los mandó de vuelta a ella, enredando a Korra y tirándola al suelo. Sin embargo, se levantó otra vez y logró ganarle a Wing al tropezarlo con el cable y se declaró campeona Metal Control mientras celebraba.

Korra más tarde se unió a sus amigos, Suyin, y su familia para la cena de despedida de Opal. Durante la comida, Varrick le mostró a ella y a Asami su localizador de Maestros Aire, a lo que ella le preguntó si realmente funcionaba. Después se incorporó en levantar su copa en un brindis a Opal y observó a la Maestra Aire irse camino al Templo Aire del Norte. El Avatar también puso una mano en el hombro de un Bolin triste mientras se dirigieron a sus habitaciones para dormir.

Korra y Naga sedadas.png

Korra y Naga son sedadas por unos dardos.

Mientras estaba durmiendo, Korra pronto se encontró despertada cuando Naga fue paralizada por dardos disparados por Zaheer. Saltó de la cama y trató de atacar, pero fue disparada en la pierna por un dardo, dejándola indefensa instantáneamente y rodeada por Ghazan y P'Li. El primero se la llevó como el Loto Rojo enfrentó resistencia por parte de los guardias de la finca, Bolin, Mako, Lin, Suyin, Wei, y Wing. Ella tuvo que ver detrás del cuarteto mientras la lucha seguía. Sin embargo, después de Bolin bloqueara el chi de P'Li, Korra fue capaz de ser rescatada por Lin con un cable de metal. Después den que la Orden del Loto Rojo se haya ido, Korra fue llevada a la habitación de Suyin, donde fue colocada en un sofá mientras Aiwei le dio un antídoto para eliminar los efectos del dardo. Ella se levantó y expresó su creencia de que uno de los guardias les ha de haber avisado a sus enemigos sobre cómo llegar a la finca.[9]

Descubriendo la verdad Editar

Al día siguiente, Korra observó mientras Aiwei interrogó a los guardias e incluso Varrick sobre la noche anterior. Cuando Lin sugirió cuestionar Suyin, Korra rechazó esa idea rápidamente, diciendo Suyin no tenía nada que ver con eso pero la matriarca decidió permitir el cuestionamiento cosa que preocupó a el Avatar. Cuando Suyin afirmó su inocencia, Korra declaró el cuestionar una pérdida de tiempo y le pidió al próximo guardia que pasara. Cuando descubrieron que un guardia, Hong Li, estaba mintiendo acerca de su inocencia, la Maestra Agua lo fulminó con la mirada y ayudó a buscar evidencia en su casa. Cuando Mako encontró algo, ella se acercó a él mientras leía un mensaje para un encuentro furtivo, mientras Asami presentó una bitácora de los guardias. El Avatar concluyó que Hong Li sabía todo y que ya era hora de que hablase, pero Aiwei sugirió a que esperasen a que él mismo confiese.

Después de regresar a la mansión, el Equipo Avatar caminó por el lugar donde ocurrió la batalla. Mientras Mako discutía sus dudas acerca la culpabilidad de Hong Li, Korra sintió que la evidencia era abrumadora; Varrick apareció en ése momento cuando estaba recogiendo piedras pómez. A ella y sus amigos les dio asco ver a Zhu Li tallando los pies descalzos de Varrick con ellas. Les explicó que si alguien estuviese intentando realizar una conspiración, pondrían a alguien como el culpable y les plantarían evidencia. Cuando Mako se dio cuenta de que el único que podía guardar un secreto así era Aiwei, Korra y los otros se fueron a su casa en búsqueda de pistas.

El Equipo Avatar descubre un cuarto secreto.png

Korra, Mako, y Bolin descubrieron un cuarto secreto en la casa de Aiwei, confirmándolo como traidor.

Una vez que entraron a la casa vacía, Korra intentó ver por algunos libros y por las ventanas, pero se fue a la sala cuando Mako encontró que la estantería se abría para revelar una entrada a un cuarto secreto. Korra le preguntó qué estaba allí abajo, a lo que Mako contestó que creía que fue la forma en ls que el Loto Rojo fue capaz de entrar. Intentaron esconderse cuando Asami les avisó que Aiwei se aproximaba a la casa, pero en el que fueron encontrados por el emisario. El Avatar contestó diciendo que las cosas no tenían sentido y se preguntaban si él tenía respuestas. Sentándolos y dándoles té, le afirmó al Equipo Avatar que Hong Li era culpable, y les preguntó si creían que él tenía algo que ver con lo sucedido. Ella respondió que simplemente buscaban respuestas, a lo que se le dijo que no tenía idea de lo le iba a suceder. Aiwei levantó rápidamente una pared de metal y comenzó a correr. Korra lenta pero seguramente fue capaz de doblar una abertura en la pared, llevando al equipo por el pasillo secreto. Sin embargo, cuando abrió la puerta, se encontró una bomba que pronto explotó. Rápidamente se cubrió a ella y a sus amigos con una esfera de aire. Tomaron un par de pasos hacia adelante antes de darse cuenta Aiwei había escapado, aunque Korra notó una pequeña abertura en la pared, que ella y Bolin revelaron al usar su Tierra Control para quitar a los escombros de su camino. A la Suyin y de Lin, Korra le alertó a Suyin sobra la traición, el engaño, y el escape del emisario de igual manera señalando que el túnel le permitió al Loto Rojo entrar a la finca.

El grupo se reunió en la oficina de Suyin. Korra decidió suspender su búsqueda por más Maestros Aire y localizar a Aiwei en vez señalando que Naga podría seguir su olor. Lin rechazó la idea, queriendo que se regrese a Ciudad República para que esté a salvo pero Korra creía que no podría estar a salvo en ninguna parte y que los tenía que parar. Le dijo a Lin que localizar a Zaheer y a sus compañeros era su trabajo. Suyin se levantó y le sugirió que escuche a Lin, prometiendo que sus enemigos serían llevados ante la justicia. Korra de mala gana aceptó y se regresó con sus amigos a sus habitaciones.

El Equipo Avatar yéndose de Zaofu.png

Korra y el Equipo Avatar se fueron de Zaofu para así buscar a Aiwei.

Más tarde, Korra oyó que le tocaban la puerta. Ella respondió, viendo que era Suyin, quien le preguntó si Naga en verdad podía rastrear Aiwei, lo que provocó una respuesta afirmativa. La matriarca le entregó las llaves a un jeep totalmente suministrado y preparado, confundiendo a el Avatar. Suyin le explicó que quería que el grupo localice a Aiwei, y agregó que sus palabras anteriores eran sólo para que Lin oyera lo que quería oír y en cambio un plan para ganar tiempo. Korra abrazó Suyin en agradecimiento antes de irse, el Avatar montó a Naga mientras empezaban su búsqueda.[9]

Buscando a Zaheer y captura Editar

Equipo Avatar, rastreando el olor de Aiwei con Aiwei, se dirigieron a las afueras del Oasis de las Palmeras Brumosas; Korra felicitó a su compañera por sus habilidades. Se dirigieron a una taberna y se enteraron de que la Reina Tierra habían distribuido posters de ellos señalando que estaban queridos por ella debido a su robo de los Maestros Aire. Korra defendió sus acciones diciendo que no eran ni suyos y que no se podía quedar con ellos, hasta que Asami le alertó que los clientes los estaban mirando, listos para atacar. Luego les hizo un gesto mietras el grupo se iba.

Asami y Korra ven un mapa.png

Korra y Asami intentaron ver dónde quedaba la Arboleda de Xai Bau.

En las afueras del oasis, Naga les llevó a una roca en la cual Korra usó su Tierra Control revelar el jeep de Aiwei. El Avatar también se dio cuenta de que se olvidó de traer golosinas para su mascota, lo que le resultó en conseguir una bofetada en la cara con la cola de Naga. Cuando Mako propuso volver a encontrar Aiwei, Korra expresó su deseo de ir con Mako y Bolin, pero se le dijo que se quedara con Asami en caso de que regrese, mientras que también quería evitar llamar demasiado la atención sobre sí mismos. Mientras miraba por encima del oasis, expresó su frustración por no saber la intención de Zaheer, pero pronto se unió a Asami cuando ella encontró una nota en el vehículo de Aiwei, informándole que esté en un lugar llamado "Arboleda de Xai Bau" en el ocaso, que el Avatar deduce que dice cuándo coincidirían el emisario y Zaheer. Sin embargo, las dos no fueron capaces de encontrar la ubicación en el mapa. Mako y Bolin pronto regresaron a informarles que encontraron Aiwei en una posada, Korra propuso que entraran a su habitación a la fuerza y exigieran respuestas, pero Mako rechazó la proposición diciendo que les costaría la ventaja de la sorpresa, en vez sugiriendo una vigilancia. Korra estuvo de acuerdo, diciendo que Aiwei podría conducirlos diréctamente a Zaheer.

El equipo se fue a la Posada Palmeras Brumosas pero la Posadera inicialmente no les ofreció servicio por la última vez que fueron adolescentes al cuarto, lo destrozaron por completo. En ese instante fueron encontrados por dos personas llamadas Lily y Macao. Por su presencia intimidante, los amigos tomaron una posición agresiva, Korra sacando cuchillos de fuego. Sin embargo, los dos se revelaron como fans de la película de Bolin, Las Aventuras de Nuktuk: Héroe del Sur, y buscaban su autógrafo. Al aprender el estatus de su amigo, la posadera les dio permiso de quedarse. Sin embargo, por querer el cuarto horizontal al de Aiwei, acabaron en un cuarto muy pequeño. Korra y Mako vieron por la ventana, buscando cualquier movimiento. Mientras lo hacía, Bolin le pidió a Korra que establezca reglas fijas para el juego de Pai Sho. Molesta, dijo que lo pondría en su "lista de cosas que hacer" después de sus otras prioridades. Mako entonces preguntó lo que harían cuando encuentren a Zaheer; Korra entonces declaró que lo haría hablar. Un Mako inseguro le advirtió que no lo había hecho en trece años y que no lo haría por estar amenazado con control. Todavía molesta, el Avatar preguntó lo que deberían hacer a lo que se le respondió que sólo siga espiando.

Después de varias horas sin ver algún movimiento, Korra se empezó a preguntar el por qué Aiwei no se había ido. Decidió ir a pesar de las advertencias de Mako pero el grupo se lo encontró editando. Pronto se dio cuenta de que los espíritus que la habían molestado a ella y a Asami anteriormente, les intentaban decir que la Arboleda de Xai Bau estaba en el Mundo de los Espíritus. Ella misma entró al Mundo de los Espíritus decidiendo rastrearlo. Rápidamente se encontró a Aiwei siendo confrontado por Zaheer. Al ver al Maestro Aire agarrarlo, Korra le llamó pero Zaheer desvaneció en seguida. Sin embargo, el Avatar fue aproximada por su enemigo, Ella confirmó sus sospechas acerca de Aiwei habiéndole guiado hacia él y le preguntó lo que le había hecho a lo que se le contestó que el emisario fue lanzado a la Niebla de las Almas Perdidas, dejando solos a los dos. Korra lo amenazó pero en vez fue permitida preguntarle cosas de manera tranquila porque ninguno de los dos podía pelear de todas maneras.

Korra y Zaheer hablan.png

Korra conoció y habló con Zaheer en la Arboleda de Xai Bau donde se le dijo acerca de su grupo y sus planes.

Preguntándole quiénes eran y por qué la amenazaban, Zaheer le dijo que él y su grupo eran parte del Loto Rojo, un grupo que se separó del Loto Blanco porque dejaron de operar en secreto y se convirtieron en sirvientes del Avatar y de las cuatro naciones. No satisfecha, preguntó el por qué la intentaron capturar cuando era niña y fue sorprendida al aprender que esa fue idea de Unalaq porque todo lo que querían hacer era revertir la decisión tonta de Wan de cerrar los portales. Dándose cuenta de lo que intentaban hacer, Korra realizó que Unalaq y Zaheer la habían pensado usar para abrir los portales mientras le enseñaban en la manera del Loto Rojo, un plan que ella interpretó como un intento de lavarle el cerebro para ponerla a hacer lo que ellos tenían planeado. Aunque Zaheer le dijo que eso no era verdad porque el Loto Rojo estaba más interesado en cambiar radicalmente al mundo sintiendo que estaba fuera de equilibrio como estaba en ese entonces.

Mientras esto ocurría, Ghazan y Ming-Hua entraron a la Posada Palmeras Brumosas. El cuerpo de Korra que estaba meditando fue llevado por Asami encima de Naga para llevarla a salvo mientras Mako y Bolin intentaban detener a los criminales.

Mientras tanto, Korra preguntó cómo fue que su tío escapó su castigo a lo que se le respondió que él se había echado atrás en vez enfocándose en cubrir su participación y buscando alcanzar sus propias metas. Aprendiendo que el Avatar Oscuro nunca fue parte de los planes del Loto Rojo, preguntó qué sí era. El Avatar sugirió que sus ideas de equilibrio no eran las mismas, pero el haber dejado abiertos los portales era un comienzo. Zaheer le dijo que los mundos no deberían estar separados, ni las naciones deberían estar dominadas por gobiernos como la presidencia de la República Unida o la tiranía de la Reina Tierra. A pesar de los problemas a los que se había enfrentado, Korra dijo que eliminar a los gobiernos no era la respuesta a esos problemas porque daría paso al caos. Zaheer entonces le dijo que ese era el plan del Loto Rojo y le sorprendió saber que el hombre que dijo que "un nuevo crecimiento no puede crecer sin la destrucción del anterior" fue un Maestro Aire sabio, Laghima. Mientras esto ocurría, la forma de Korra meditando, Asami y Naga fueron capturadas en una prisión hecha de Tierra.

Capturadas.png

Korra y Asami fueron capturadas por las fuerzas de la Reina Tierra.

El Avatar trató de convencer a Zaheer de que se aleje de sus objetivos, sugiriendo que podría hacer una diferencia positiva en el mundo, especialmente ahora que es un Maestro Aire. Korra entendía la insatisfacción de su enemigo con el estado del mundo, pero no creía que derrocar gobiernos fuera la manera de resolver el problema. Zaheer dijo le dijo que el cambio era una fuerza que nadie, ni siquiera el Avatar, podía parar. Frustrada y perdiendo la paciencia, Korra dijo que no estaba interesada en sus "galimatías filosóficas" sobre el cambio, en vez pidiendo saber lo que harían con ella cuando fuera capturada. Se le dijo que sabría pronto ya que el Loto Rojo probablemente la había capturado en ese momento; sin embargo, trató de atrapar a su forma que se estaba desvaneciendo. Cuando Korra regresó a su cuerpo, ella descubrió que tanto ella como Asami estaban en cadenas, creyendo Zaheer la había engañado. Cuando ella le preguntó Asami dónde estaba la organización, fue en cambio informada que fueron capturadas por las fuerzas de la Reina Tierra y estaban en camino a Ba Sing Se.[10]

Escape de la aeronave y el Desierto de Si Wong Editar

En el Fuerte Bosco, Korra y Asami fueron subidas a un Dirigible del Reino Tierra para ser transportadas a la ciudad capital, donde trató de convencer al capitán del dirigible sobre la amenaza del Loto Rojo y su conversación con Zaheer en el Mundo de los Espíritus, pero fue ignorada y fue considerada como loca. Un guardia, Arik, la encadenó a una pared en la bodega prisión de la nave. Trató de pedir agua, pero le dijeron que no podía tener eso, rocas, ni fuego, y no sería liberada hasta que llegaron a Ba Sing Se. Después, el Avatar, preocupada de que Bolin y Mako no habían llegado por ellos, esperó que estuvieran bien. También le dijo a Asami que tenía que salir antes de llegar a la reina, y su amiga le aseguró que tenía un plan. Después de Asami salió de su sostén y cavó debajo del suelo para las llaves, Korra fue dada la indicación de pedir ayuda en cinco minutos. La Maestra Agua posteriormente siguió las instrucciones, distrayendo así a Arik mientras Asami, ahora con las llaves, lo noqueó. Ella fue liberada rápidamente de su contención.

Korra y Asami en la aeronave.png

Korra rompió accidentalmente los controles de la aeronave y la Radio, provocando que choque en el Desierto de Si Wong.

Las dos se dirigieron a la cabina, donde Korra usó su Aire Control contra el co-piloto en el panel de control, dañando los controles de la nave y haciendo que descienda rápidamente. Cuando el copiloto fue tras ella, el Avatar le golpeó con una ráfaga de aire otra vez, enviándolo hacia el capitán y causa la ruptura del sistema de radio. Cuando Asami hizo nota de esto, Korra dijo que no era su culpa que la aeronave fuera un " pedazo de basura" antes de que le dijeran que se sostuviera a algo mientras se estrellaban contra una duna de arena.

Las dos hicieron se dirigieron hacia el techo de la nave, donde Korra le preguntó a Asami si se podía hacer algo para ponerlo en marcha de nuevo, a lo que se le dijo que sería un reto porque incluso si el Avatar usara su Metal Control para poner a las hélices en su lugar de nuevo, tendría que ser excavado. Mientras la tripulación del buque llegaba a la azotea, Korra les preguntó si estaban bien aunque le dijo a un Arik enfurecido que tenía que liberarse porque habían fuerzas peligrosas preparándose que ellos no conocían. El capitán les instó a estar tranquilos ya que había llamado por radio Ba Sing Se para otra aeronave, pero Korra declaró que se tenían que ir. El capitán pronto les dijo que no se irían ninguna parte y las dos chicas estaban todavía presas, cosa que enfureció Korra, quien les advirtió que era el Avatar. Sin embargo, al ver que algo se movía bajo la arena, Kong sugiere que puede ser un espíritu, que Korra airadamente supuso era su culpa también. Ella les preguntó si querían reparar la nave o esperar a conocer a la criatura, que convenció a la tripulación a hacer lo primero.

Korra y Asami perdidas.png

Justo cuando el dirigible fue reparado, un Tiburón de arena gigante lo destruyó, dejando a Korra y a Asami abandonadas en el Desierto de Si Wong.

El Avatar utilizó su Aire Control para elevar la nave fuera de la arena y en última instancia para limpiar toda la arena de la sala de máquinas. Le preguntó a Asami acerca de su progreso, a lo que se le dijo la nave estaba reparada. Sin embargo, justo Kong logró encender al motor de nuevo, la criatura, un Tiburón de arena, salió de debajo de la arena y destruyó a la aeronave. Tras recuperarse de la shock inicial, Korra y el resto del grupo corrieron mientras la nave y sus suministros cayeron a su alrededor. Korra se dio cuenta de que la criatura no era un espíritu, pero parecía haber desaparecido temporalmente.

Korra preguntó qué tan lejos estaban de la orilla del desierto, pero le dijeron que estaba fuera de distancia a pie. Ella decidió aceptar la sugerencia de Asami de construir un Velero de arena improvisado del metal restante. Al completar y ver a la criatura les acercárceles de nuevo, comenzó el grupo su recorrido con el Avatar usando su aire control para propulsar al velero . Ella fue brevemente capaz de alejarlos de la criatura, hasta que llegó a acercarse a ellos e intentó tragárselos. Korra usó una ráfaga de Fuego Control a tirar a la bestia hacia abajo, lo que les permite huir y así llegar al Oasis de las Palmeras con Neblina. Allí, ella se disculpó con el capitán por haber destruido a la aeronave. Bromeó que el conflicto entre ella y la reina estaba sobre su grado de pago antes de que ambos se dieron la mano y se desearon buena suerte con un saludo. La joven pronto fue aproximada por Naga, quien la saludó y la lamió.

Tonraq y Korra.png

Korra le dijo a Tonraq que el Loto Rojo era quienes estaban intentando ir tras de ella y contra los líderes mundiales.

Korra y Asami se dirigieron a una taberna, donde encontraron con Tonraq, Lin, y el Señor Zuko. Ella abrazó a su padre y se volvió a introducir al ex Señor del Fuego, a quien se alegró de ver. También le pidió disculpas a Lin por haberla abandonado en Zaofu y le preguntó cómo las encontraron, a lo que se recordó sarcásticamente por Lin que era una detective. Las niñas también fueron informadas sobre la captura de Mako y Bolin y Tonraq les preguntó si sabían lo que sucedió a la Reina Tierra. Después de escuchar un informe de radio que la reina había sido derrocado y Ba Sing Se estaba en caos, el Avatar se dio cuenta de que eso era lo que estaba haciendo el Loto Rojo, informándole a su padre quien estaba algo confundido que era el grupo que estaba detrás de ella, mientras que ominosamente advirtiendo que sus acciones contra el monarca eran sólo el principio.[11]

Advirtiendo a Tenzin Editar

Después de que Naga y Pabu se dieron cuenta de que Bolin y Mako habían hecho su camino hacia el Oasis de las Palmeras con Neblina, Korra y Asami salieron de la taberna. Korra abrazó fuertemente a Mako y le dijo a Bolin que estaba muy contenta de verlos. Pronto fue introducida por Mako y Bolin a su abuela, Yin, quien notó que el Avatar era bastante musculoso para una mujer. Con la guardia baja, ella tímidamente le dijo a Yin que estaba igual. Mako y Bolin posteriormente explicaron lo que les sucedió; Korra pronto fue advertida sobre el mensaje de Zaheer que le tenían que entregar a ella: que ella se tenía que entregar a sí misma o él acabaría con la nueva Nación del Aire. Se dio cuenta de que tenían que advertirle Tenzin sobre el riesgo que él y los Maestros Aire se enfrentaban, pero no había una radio adecuada cerca. Korra resolvió que necesitaban volver a Zaofu para acceder a una señal adecuada; por lo tanto, el grupo se dirigió ahí.

Asami vigilando a Korra.png

Korra meditó porque quería encontrar y atrapar a Zaheer en el Mundo de los Espíritus mientras Asami vigilaba su cuerpo.

Una vez allí, Korra le preguntó a Suyin que si habían tenido suerte contactando al Templo Aire del Norte,a lo que se le contestó que no; a pesar de una tener señal útil, nadie respondía. Se aventuraron a la sala de radio, donde el operador seguía intentando conseguir una respuesta. El Avatar frustrado sabía que tenía que hacer algo con el tiempo que tenían. Decidió meditar para cruzarse al Mundo de los Espíritus e iría otra vez a la Arboleda de Xai Bau, sabiendo Zaheer pasaba tiempo allí. Le aseguró a Lin que estaría bien y se fue a meditar mientras Asami vigilaba a su cuerpo.

Al llegar a la arboleda, Korra le exigió a Zaheer que se muestre. Al ver la sombra de alguien, inicialmente creyó que era Zaheer, pero reesultó ser Iroh, cosa que le sorprendió. Ella le explicó que un "loco" amenazaba a la Nación del aire y no tenía ni idea de qué hacer, lamentando la pérdida de su conexión con sus vidas pasadas. Iroh le habló de la estrecha amistad entre Aang y Zuko, que le dio la idea a Korra de hablar con Zuko acerca de su situación. Le dio las gracias a Iroh y se dio cuenta de que éste tenía razón sobre el mundo de los espíritus: Uno podría encontrar algo que no estaba buscando y ella expresó su alegría de encontrárcelo. A su regreso, le dijo Asami de su experiencia y fue a hablar con Zuko.

Zuko y Korra.png

Sin poder contactar a Aang para que éste le dira consejos, Korra fue con Zuko porque él, al ser el mejor amigo de Aang, conocía al Avatar pasado como nadie más.

Korra se sorprendió al encontrar a Zuko con su dragón, preparándose para irse, pero comprendió que era por la necesidad de proteger a su hija, el Señor del Fuego. Ella le pidió consejo sobre lo que haría Aang si él se enfrentaría a la situación en vez de ella. Zuko le dijo Aang estaría orgulloso de ella y sacrificaría cualquier cosa para proteger a la Nación del Aire ya reconstruida. Aunque Zuko no estaba seguro si Aang sacrificaría su propia vida, el Señor del Fuego retirado hizo hincapié en que Aang se preocupaba por toda la gente de todas las naciones y sabía mejor que nadie que el mundo necesitaba a su Avatar en tiempos de crisis. Korra le dio las gracias y le dijo acerca de hablar con su tío en el mundo de los espíritus. En ese momento, Mako salió para informarles que habían llegado a comunicarse con el Templo Aire del Norte.

En la sala de radio, viendo a Bolin comenzar una guasa con Meelo sobre crías de bisontes voladores, Korra empujó a su amigo fuera del camino y le exigió a Meelo que vaya por Tenzin. Una vez que Tenzin respondió, Korra le advirtió sobre que Zaheer se estaba acercando al Templo Aire del Norte y tenían que evacuar, sólo para ser avisada que era demasiado tarde ya que, en ese momento, Zaheer y el Loto Rojo llegaron.[10]

Capturada por Zaheer Editar

Korra se le entrega a Zaheer.png

Al no ver un plan funcionable que no vaya a terminar con la muerte de los Maestros Aire, Korra decide entregarse a Zaheer.

Encima del dirigible de Zaofu rumbo al Templo Aire del Norte, Korra miró tristemente por la ventana mientras su padre, sus amigos, Suyin y Lin discutían acerca de un plan para atacar al Loto Rojo. Ella pensaba que no había nada que podían hacer porque el Loto Rojo mataría a los Maestros Aire apenas los vean. Le dijo a sus amigos que el mundo necesitaba a la Nación del Aire espalda y no podía permitir que Zaheer destruya a quienes amaban, pidiéndoles que salven a los Maestros Aire antes de salvarla a ella. Después de ser asegurada por Tonraq y Suyin que la apoyarían, Korra fue al cuarto de radio de la nave para informarle Zaheer había aceptado sus términos. Ella fue instruida por Zaheer que fuera a la parte superior del Pico Laghima al mediodía sola; cuando lo hiciera, él liberaría los Maestros Aire. Después de informarle a sus aliados de su decisión, el Avatar fue con Suyin, quien le informó de un plan para llegar poder conseguirla a ella y también a los maestros aire de forma segura.

En la base del pico de Laghima, a Korra se le dio una radio por Lin. Después, ella abrazó Asami y Mako antes de ser abrazada por Bolin, apoyando la cabeza sobre la suya. Antes de salir, le aseguró a Tonraq estaría bien y lo abrazó mientras recibe palabras de elogio. Korra le dijo a su padre que lo amaba y, después de separarse del abrazo, le aconsejó tener cuidado con Zaheer porque no era aficionado a los líderes mundiales. Ella fue dicha simplemente que se enfoque en su misión antes de irse por caminos separados.

Zaheer atrapando a Korra.png

Korra se rindió ante Zaheer antes de realizar que había sido engañada por el Loto Rojo.

Korra voló hasta la cima del pico con su planeador de Maestro Aire y utiliza la radio para peguntarle Mako si sus amigos encontraron a los Maestros Aire, a lo que se le dijo que no. Encontró a Zaheer y a P'Li esperándola; Zaheer le ordenó al Avatar que deje su planeador y que se entregue. Al ser informada por Mako que Ghazan estaba con los Maestros Aire, ella exigió a Zaheer que le diga a Ghazan que se retirarse, pero fue refutada y se le ordenó que se entregue de nuevo. Después Zaheer le dijo Ghazan que asesine a los Maestros Aire y Korra decidió rendirse. Se le acercó P'Li, y Korra dejó caer su planeador y la radio mientras levantaba sus manos. P'Li le puso grilletes en las muñecas y los tobillos con cadenas de platino. Sin embargo, justo cuando estaba siendo conducida a la aeronave, Mako le gritó por la radio que habían sido traicionados. Korra saltó y utilizó su aire control para alejar a Zaheer y a P'Li por un momento. Limitada a sólo la parte inferior de sus pies para atacar, ella trató de pelear contra el Maestro Aire, pero sus ataques fueron esquivados y que fue golpeada por una ráfaga de aire. Zaheer comenzó a llevársela a la aeronave de nuevo, pero Tonraq, con zarcillos de agua para ascender a la cima, se levantó y lo tiró hacia atrás. Korra brevemente cayó del acantilado cuando su enemigo la hizo a un lado, pero fue salvada cuando su padre utilizó sus zarcillos para congelar sus muñecas y tirarla hacia arriba otra vez. Ella rápidamente usó su Fuego Control contra Zaheer y se asoció con Tonraq, reanudando el duelo.

Korra intentó patear piedras hacia Zaheer pero sus ataques fueron esquivados o bloqueados. Gritó del horror cuando Tonraq fue lanzado por el lado del acantilado con el Aire Control de Zaheer. Sin embargo, cuando su enemigo fue dejado en shock ante la muerte de su novia, ella le atacó con Fuego Control, pero otra vez no fue capaz de darle un tiro y fue noqueada por un ataque violento de Aire Control. Ella, inconsciente, fue tomada por Zaheer quien fue capaz de desbloquear la habilidad rara de vuelo a una prisión subterránea. Fue suspendida en cadenas y al ser aproximada por Zaheer, Ghazan, y Ming-Hua, usó su Fuego Control contra ellos, pensando que Zaheer había matado a Tonraq. En ese instante, un miembro del Loto Rojo trajo un tazón lleno de veneno a la prisión.[12]

Peleando contra Zaheer Editar

Korra envenenada.png

A Korra se le administró un veneno que activaría al Estado Avatar, dándole la oportunidad al Loto Rojo de terminar con el Ciclo del Avatar.

Korra amenazó con acabar con el Loto Rojo, pero fue incapaz de liberarse de las cadenas que la sostenían. Se le dijo que el veneno forzaría su cuerpo en el Estado Avatar; el Avatar se dio cuenta con horror de que, una vez que la sustancia la mate, el Ciclo del Avatar terminaría. El veneno se colocó administró de una forma dolorosa usando Metal Control, empezando el proceso de desencadenar el Estado Avatar. Mientras trataba de luchar contra el veneno, ella tuvo una visión de Zaheer, Ghazan, y Ming-Hua deformándose en Amon, Unalaq y Vaatu respectivamente, cada uno le habló constantemente su tiempo ya había terminado y ella se debería dar por vencida. Tras la activación completa del estado, el Avatar utiliza su fuerza impulsada para arrancar la tierra a la que sus cadenas estaban atadas, tirar y Ming-Hua a un lado y usar su Aire Control contra la lava que Ghazan había hecho debajo de ella. Se separó de loscautiverios y comenzó a luchar contra Zaheer, una vez más usando de chorros de fuego para lanzarse hacia él mientras éste intentaba escapar volando.

Una vez fuera de la cárcel, Korra atacó a Zaheer, pero fue arrojada un pilar de piedra. Ella fue capaz de mantener el equilibrio con tierra control y volvió a atacarlo, usando de grandes fragmentos de tierra para lanzar ataques. Saltando de roca a roca con propulsión ocasional para poder seguir en rango de ataque, ella fue capaz de seguir el paso de Zaheer, pero sus ataques terminaron esquivados. Korra pronto fue echada hacia atrás por chorros de aire y rodó por la montaña un poco, pero se recuperó de nuevo y utilizó su control mejorado para lanzarle un gran pedao de tierra a su enemigo, pero éste de nuevo lo esquivó y fue hacia ella otra vez. Descendiendo en un estanque, el Avatar utilizar látigos de agua y fue capaz de congelar el tobillo, provocando que Zaheer empieze a descender rápidamente. Ella usó esta ventana para volar de nuevo hacia él, pero su estado se vio debilitado por el veneno y ella cayó al lado de un acantilado. Se intentó recuperar, pero fue mandada más abajo por el Maestro Aire quien le golpeó con otra ráfaga de aire.

Korra siendo asfixiada.png

Sin poder defenderse, Korra fue asfixiada por Zaheer.

La caída a un pilar de piedra la dejó incapaz de luchar. Zaheer la rodeó volano alrededor de ella y comenzó a intentar asfixiarla; quitándole el aliento cubriéndole la cabeza con una bola de aire.Sin embargo, en ese momento, los Maestros Aire liberados utilizaron un tornado para liberar a Korra y atrapar a Zaheer quien intentó escapar. Korra usó sus cadenas para atrapar a Zaheer y lanzarlo hacia abajo con ella, dejando que fuera capturado. A pesar de su victoria, Korra se quedó al borde de la muerte por el veneno que seguía en su interior. Ella fue acunada por Tonraq hasta que Jinora recordó que el veneno era una solución metálica, Suyin entonces intentó usar su Metal Control para sacárselo. Después de que lo hiciera, Korra despertó, dándose cuenta de que su padre estaba vivo y se acercó más a él. La batalla, sin embargo, la había dejado en silla de ruedas y en un estado físico y emocional debilitado en general.

Dos semanas después, en el Templo Aire de la Isla, Korra fue asistida por Asami para prepararse para la ceremonia de Jinora. Molesta por estar tan débil, Asami le aseguró que nadie estaba esperando que se recupere tan pronto, diciéndole que disfrutar del día para Jinora y agregó que ella estaba allí por ella. Korra decidió ir y fue llevada a ver a su familia y a sus aliados. Fue abrazada por Senna y felicitada por su aspecto tanto por Tonraq y Tenzin antes de que Raiko le dé la bienvenida a la ciudad de vuelta, dándole las gracias por derrotar al Loto Rojo. Sin embargo, ella sólo respondió haciendo reverencia excluyendo a su cabeza. Sin embargo, sonrió cuando Ikki y Meelo se le acercaron, este último saltando en sus piernas.

Korra derrama una lágrima.png

Todavía no recuperada emocionalmente de su encuentro con el Loto Rojo, Korra derramó una lágrima en la ceremonia de Jinora siendo Maestra de Aire Control.

Korra observó mientras la ceremonia se llevó a cabo; ella fue dada las gracias por Tenzin por revivir a la Nación del Aire y su disposición a arriesgar su vida por ella. También se le prometió que la Nación del Aire seguiría en sus pasos y ayudar a mantener a el mundo en equilibrio, inclinando ligeramente la cabeza con una sonrisa cuando su maestro de Aire Control le hizo reverencia. Los ojos del Avatar se mojaron y derramaron una lágrima cuando la ceremonia llegaba a su conclusión.[13]

Referencias Editar

  1. Hedrick, Tim, Hamilton, Joshua (escritores) & Shirahama, Eiro, Jin Ahn, Sung (directores). PlatinumGames. (October 21, 2014). La Leyenda de Korra. Activision.
  2. "Una Bocanada de Aire Fresco". La Leyenda de Korra. Temporada 2. Episodio 1. (Junio 27, 2014). Nickelodeon. Tim Hedrick, Joshua Hamilton (escritores) & Colin Heck, Melchior Zwyer (directores).
  3. "Renacimiento". La Leyenda de Korra. Temporada 2. Episodio 2. (Junio 27, 2014). Nickelodeon. Tim Hedrick, Joshua Hamilton (escritores) & Colin Heck, Melchior Zwyer (directores).
  4. "La Reina Tierra". La Leyenda de Korra. Temporada 2. Episodio 3. (Junio 27, 2014). Nickelodeon. Tim Hedrick (escritor) & Ian Graham (director).
  5. "En Peligro". La Leyenda de Korra. Temporada 2. Episodio 4. (Julio 11, 2014). Nickelodeon. Joshua Hamilton (escritor) & Melchior Zwyer (director).
  6. "El Clan de Metal". La Leyenda de Korra. Temporada 2. Episodio 5. (Julio 11, 2014). Nickelodeon. Michael Dante DiMartino (escritor) & Colin Heck (director).
  7. "Viejas Heridas". La Leyenda de Korra. Temporada 2. Episodio 6. (Julio 18, 2014). Nickelodeon. Katie Mattila (escritora) & Ian Graham (director).
  8. "Los Maestros Aire Originales". La Leyenda de Korra. Temporada 2. Episodio 7. (Julio 18, 2014). Nickelodeon. Tim Hedrick (escritor) & Melchior Zwyer (director).
  9. 9,0 9,1 "El Terror Interno". La Leyenda de Korra. Temporada 2. Episodio 8. (Julio 25, 2014). Nickelodeon. Joshua Hamilton (escritor) & Colin Heck (director).
  10. 10,0 10,1 "El Ultimátum". La Leyenda de Korra. Temporada 2. Episodio 11. (Agosto 15, 2014). Nick.com. Joshua Hamilton (escritor) & Colin Heck (director).
  11. "Larga Vida a la Reina". La Leyenda de Korra. Temporada 2. Episodio 10. (Agosto 8, 2014). Nick.com. Tim Hedrick (escritor) & Melchior Zwyer (director).
  12. "Entra al Vacío". La Leyenda de Korra. Temporada 2. Episodio 12. (Agosto 22, 2014). Nick.com. Michael Dante DiMartino (escritor) & Ian Graham (director).
  13. "El Veneno del Loto Rojo". La Leyenda de Korra. Temporada 2. Episodio 13. (Agosto 22, 2014). Nick.com. Joshua Hamilton, Tim Hedrick (escritores) & Melchior Zwyer (director).

Véase también Editar

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar