Fandom

Avatar Wiki

Asedio del Norte

1.699páginas en
el wiki}}
Crear una página
Discusión0 Compartir

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Este artículo es sobre la batalla. Para los episodios en los que la batalla tuvo lugar, vea "El Asedio del Norte, Primera Parte" y "El Asedio del Norte, Segunda Parte".

El Asedio del Norte fue una gran batalla librada entre la Tribu Agua del Norte y la Nación del Fuego en el Polo Norte. Las fuerzas de la Tribu Agua del Norte, encabezados por el Jefe Arnook y el Avatar Aang, defendieron la civilización de la Tribu Agua del Norte de la marina y la infantería que fue asediada por la Nación del Fuego, dirigida por el Almirante Zhao. Gracias sobre todo al Avatar Aang, la batalla terminó en una derrota humillante para la Nación del Fuego, una victoria estratégica vital para la Tribu Agua y, en menor medida, el Reino Tierra. El resultado de la batalla contribuyó en gran medida a que Iroh y Zuko se convirtieran en fugitivos Nación del Fuego.

Preludio Editar

Muchos meses antes de la batalla, el Avatar Aang y su bisonte volador, Appa, fueron despertados por Sokka y Katara de la Tribu Agua del Sur de cien años de sueño dentro de un iceberg. Después de saber que Aang era el Avatar e informarle de la Guerra de los Cien Años librada por la Nación del Fuego, los cuatro se hicieron amigo y juntos decidieron viajar a la Tribu Agua del Norte para encontrar un Maestro del Agua Control para Aang. Como el Avatar, Aang tenía el deber de dominar los cuatro elementos, poner fin a la invasión de la Nación del Fuego, y así restaurar la paz en el mundo. Después de varios meses de viaje y eludir a sus perseguidores la Nación del Fuego en todo el Reino Tierra, Aang y sus amigos llegaron a la Tribu Agua del Norte, donde Katara y él y comenzaron la instrucción en Agua Control avanzado.

Nubes de nieve negra.png

Sokka y Yue, viendo la inminente invasión de la Nación del Fuego.

El ambicioso Almirante Zhao, en competencia con el exiliado Príncipe Zuko, había estado siguiendo al Avatar por todo el Reino Tierra. Al darse cuenta de los planes de Aang para dominar Agua Control en el Polo Norte, Zhao amansó una enorme flota de invasión y siguiendo los pasos del Señor del Fuego Sozin, trató de eliminar tanto la Tribu Agua y el Avatar de un solo golpe.

Zhao, después de descubrir que identidad del Espíritu Azul era en realidad Zuko, secretamente ordenó su asesinato. Sin que lo supiera el Almirante, Zuko sobrevivió y se hizo pasar por un guardia en la nave del Almirante, acompañado de Iroh, quien asumió oferta de Zhao para convertirse en su asesor militar.

Iroh y Zhao.png

Zhao hablando con Iroh durante el asedio.

El Almirante Zhao reveló a Iroh que había descubierto la identidad mortal de los Espíritus de la Luna y del Océano antes del asedio, con la intención de obtener la victoria sobre la Tribu Agua por "la eliminación de la luna como un factor", ya que su poder le daba la capacidad a los Maestros Agua para controlarla y por lo tanto defender su civilización.

Batalla Editar

Guerreros de la Tribu Agua.png

Guerreros de la Tribu Agua del Norte aguardando al ataque de la Nación del Fuego.

En una mañana de invierno, Zhao y su Armada de fuego había llegado a la puerta de la Tribu Agua del Norte. Usando acorazados de clase imperial, el Almirante Zhao atacó con catapultas y bolas de fuego de su flota para romper el muro de hielo del frente.

La Tribu del agua respondió al congelar y destruir naves de la Nación del Fuego. Zhao envió un solo buque para volar la grande muralla de hielo que defendía la ciudad, pero este barco fue deshabilitado rápidamente por el Avatar Aang y los Maestros Agua. Aang decidió volar a la batalla contra los buques de guerra, deshabilitando al menos una docena antes de agotarse el atardecer. Mientras tanto, el Jefe Arnook organizó una misión secreta para eliminar al Almirante Zhao al infiltrar a su futuro yerno, Hahn, a bordo de buque insignia de la Nación del Fuego y capturar o matar a su comandante. El esfuerzo resultó inútil debido a la incompetencia de su futuro yerno.

Después de un día de intenso fuego, Iroh le aconsejó a Zhao que cesara el fuego y reanudara la invasión al día siguiente, ya que la luna aumentaría las habilidades de los Maestros Agua. La Tribu Agua del Norte resistió al primer día del asedio, sin mayores daños a su muralla externa, la cual recibió la gran mayoría de los impactos de las bolas de fuego que eran lanzadas desde las catapultas.

La Nación del Fuego asediando el Norte.png

La fuerza de asedio de la Nación del Fuego.

Al caer la noche, Aang entró en el Mundo de los Espíritus, en un intento de solicitar la ayuda de los Espíritus de la Luna y el Océano. Sin embargo, poco después de entrar en el Mundo de los Espíritus, el Príncipe Zuko llegó al Oasis de los Espíritus, y, después de derrotar a Katara, secuestró el Avatar y se aventuró en la aislada tundra.

En el segundo día del asalto, las fuerzas de la Nación del Fuego reanudaron el ataque y lograron penetrar las murallas de hielo que protegían la gran ciudad. Las fuerzas de la Nación del Fuego pronto se desplegaron al entrar en la ciudad, quienes avanzaban rápidamente. Los guerreros y Maestros de la Tribu Agua, quienes estaban apostados tras la muralla, aguardando la invasión lograron combatir todo el día hasta caer la noche, donde los Maestros Agua obtuvieron mayor poder de la luna llena.

Surtidor de agua.png

Pakku combatiendo contra los Maestros Fuego.

En la noche del segundo día, los Maestros Agua lanzaron su contraataque. Obteniendo poder de la luna llena, avanzaron sobre sus enemigos invasores y con éxito comenzaron a destruir su punto de apoyo en la entrada. Al darse cuenta de la difícil situación, Zhao reveló su plan para matar al Espíritu de la Luna con el fin de hacer que los Maestros Agua perdieran sus poderes para siempre.

Mientras tanto, el Avatar Aang había sido rescatado de Zuko por Katara, Sokka y la Princesa Yue, y durante su tiempo en el Mundo de los Espíritus intentado comunicarse con los Espíritus de la Luna y el Océano, conoció a Koh el ladrón de rostros, quien le había revelado que quienes corrían peligro eran los mismos Espíritus de quienes buscaba ayuda, ya que habían asumido una forma mortal.

Junto con Yue, el Equipo Avatar se dirigió al Oasis de los Espíritus, donde encontró al Almirante Zhao, que había tomado cautivo al pez koi que representaba al Espíritu de la Luna, volviendo a la luna de color rojo, dejando a los Maestros Agua sin su poder de para manipular su elemento.

Luna Roja.png

La luna roja.

Iroh surgió de las sombras pidiendo que no le hiciera daño al pez. Zhao entonces amenazó con matar al Espíritu de la Luna. Tanto Aang como Iroh advirtieron al Almirante que ello podría sumir al mundo entero en un estado de desbalance. En un principio, Zhao pareció haber entendido lo que el Avatar y el General retirado le planteaban, por lo que liberó al pez; pero al ver un fracaso militar en su futuro, atacó al pez con una gran explosión de fuego, eliminando a la luna del cielo y despojando a los Maestros Agua de sus poderes.

Koizilla destruye la Marina.png

El Avatar Aang, y el Espíritu del Océano destruyendo la flota de la Nación del Fuego.

En este punto, Iroh abandonó su lealtad a la Nación del Fuego y sin esfuerzo derribó a los hombres de Zhao, pero en la confusión, este logra escapar del estanque sagrado. Cuando Yue declaró que ya no había esperanza, Aang entró en el Estado Avatar y se fusionó con el Espíritu del Océano, que en un acto de venganza por sí solo destruyó a las fuerzas invasoras y alejó a lo que quedaba de la flota de la Nación del Fuego de la ciudad.

Zhao mismo fue interceptado por Zuko, que quería vengarse por intento anterior de Zhao para asesinarlo. Inicialmente, los dos Maestros Fuego lucharon en igualdad de condiciones, pero Zuko tomó la delantera y abrumó al Almirante. Antes que la batalla pudiera concluir, el Espíritu del Océano, para este tiempo separado de Aang, arrastró a Zhao hasta su muerte en una tumba de agua.

El Espíritu de la Luna en sí fue revivido por el sacrificio de la Princesa Yue, quien había admitido que el Espíritu de la Luna le había dado la vida, manteniendo en ella parte de su energía vital. A pesar de la negativa de Sokka, ella terminó por dar su vida, reviviendo a la luna restaurando sus poderes de control. En este punto, los escasos buques de guerra de la Nación del Fuego abandonaron el sitio y se retiró del Polo Norte.

Secuelas Editar

Al final, la Tribu Agua logró lo que parecía ser una victoria definitiva, después de haber perdido a muchos civiles y gran cantidad de infraestructura. Los líderes de la tribu del agua decidieron volver a abrir la comunicación con su tribu hermana y comenzó sus planes de reunificación de las tribus. Esto incluyó el envío de un equipo de curadores y Maestros Agua para reconstruir la devastada Tribu Agua del Sur.

A pesar de una gran victoria, la pérdida de la flota de la Armada de fuego de Zhao no fue suficiente para poner fin a la guerra, y fue apenas unas semanas después de la batalla que la ciudad del Reino Tierra de Omashu cayó ante el enemigo. Sin embargo, el éxito de esta batalla aseguró que la Tribu Agua del Norte sobreviviera al resto de la guerra.

Aunque la pérdida de la flota invasora fue un duro golpe para la Nación del Fuego, la Armada del fuego seguía manteniendo su poder y la mayoría de las unidades aún se mantuvieron activas, tales como los Invasores del Sur y en base en la Isla Cola de Ballena y el bloqueo que defendía la Nación del Fuego.

El Señor del Fuego Ozai estaba furioso por la derrota. Echándole la culpa a su hermano Iroh por su fracaso, envió a su hija, la Princesa Azula, para capturar a Iroh y Zuko.

Apariciones Editar

Avatar: La Leyenda de Aang Editar

Libro Uno: Agua (水) Editar

Libro Dos: Tierra (土) Editar

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar